Clima:

lunes, 16 de enero de 2017

Mensaje del gobernador Rafael Moreno Valle en su Sexto Informe de Gobierno


Boletín de Prensa

Es un honor contar con la presencia de mi amiga la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, quien acude con la honrosa representación del Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Le pido transmita al señor Presidente un respetuoso saludo de los poblanos y nuestra gratitud por su apoyo incondicional para lograr la transformación de Puebla.

Saludo a las senadoras y senadores que nos distinguen con su asistencia.

Doy la bienvenida a los diputados y diputadas locales y a los miembros del Poder Judicial Federal y Estatal.

Agradezco la presencia del Diputado Presidente del Congreso de la Unión, Javier Bolaños.

Asimismo, doy la más cordial bienvenida a las diputadas y diputados federales, particularmente a Marko Cortés, Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN.

Es un privilegio que hoy se encuentren con nosotros los Presidentes Nacionales de los siguientes partidos: Acción Nacional, Ricardo Anaya; Nueva Alianza, Luis Castro; Encuentro Social, Hugo Erick Flores; y el Partido del Trabajo, Alberto Anaya.

Valoro enormemente que hoy nos acompañen, mis amigos y ex compañeros en el Senado de la República, quienes comparten conmigo el honor de gobernar sus estados; de Chiapas, Manuel Velasco; Michoacán, Silvano Aureoles; Morelos, nuestro Presidente de la Conago, Graco Ramírez y Tabasco, Arturo Núñez.

Agradezco la asistencia de nuestros vecinos y amigos los señores Gobernadores: del Estado de México, Eruviel Ávila; Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; Guerrero, Héctor Astudillo; Hidalgo, Omar Fayad, y Tlaxcala, Marco Mena.

Me es muy significativo que mis amigos y colegas de diversas entidades se hayan trasladado hasta aquí para acompañarme en este día tan especial. Saludo a los señores Gobernadores de: Aguascalientes, Martín Orozco; Baja California Sur, Carlos Mendoza; Colima, Ignacio Peralta; Durango, José Rosas Aispuro; Guanajuato, Miguel Márquez; Jalisco, Aristóteles Sandoval; Nayarit, Roberto Sandoval; Querétaro, Francisco Domínguez; Quintana Roo, Carlos Joaquín, y Sinaloa, Quirino Ordaz.

Es un honor contar con la compañía de presidentes y presidentas municipales de diferentes partes del país. Bienvenidos a Puebla.

Es importante la participación en este evento del General Raúl Gámez, Comandante de la 25 Zona Militar.

Asimismo, valoro la presencia de los ex gobernadores de Puebla: Melquiades Morales y Mariano Piña Olaya.

Saludo con respeto al señor Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, y a los líderes de las asociaciones religiosas que nos honran con su presencia.

Aprecio la compañía de rectores, representantes de la sociedad civil, dirigentes empresariales, magisteriales, obreros y campesinos, cuyo esfuerzo ha sido determinante para impulsar el desarrollo de nuestra entidad.

Agradezco la presencia de integrantes del Instituto Nacional Electoral, OPLE, Tribunal Electoral de Puebla, FEPADE, Comisión de Derechos Humanos y el INAI.

Recibimos con agrado a embajadores, cónsules y representantes de Organismos Multilaterales.

Destaco la participación en este evento de propietarios, directivos y representantes de los medios de comunicación.

Saludo con aprecio y reconocimiento a mi amigo el Gobernador electo de Puebla, Tony Gali, con quien estoy seguro continuará en la ruta del progreso.

Amigas y amigos:

Comparezco ante ustedes a fin de presentar mi último informe como Gobernador de Puebla.

Para poner en perspectiva los retos que enfrentamos y el avance logrado, es necesario ubicar el punto de partida.

Hace 7 años inicié mi campaña y encontré un ánimo social que reflejaba desesperanza en el futuro y vergüenza de ser ciudadanos de un estado ultrajado, a causa de un gobierno caracterizado por la corrupción, la ineficacia, la creciente deuda pública, la pérdida de inversiones, la emigración por falta de trabajo, el lamentable estado de la infraestructura educativa y de salud, el desabasto de medicamentos, la pobreza extrema, el mal desempeño del campo, el descuido de nuestro patrimonio histórico, el alto índice de analfabetismo, la insensibilidad ante los reclamos populares y la pérdida de todo referente moral.

Sin embargo, siempre creí que el cambio es posible.

Hoy, para evaluar los avances logrados me baso en indicadores independientes, disponibles públicamente, elaborados por terceros independientes.

Al inicio de mi administración encontré un rezago educativo preocupante y nos ubicábamos en los últimos lugares de las pruebas nacionales que evalúan la calidad educativa.

De acuerdo a la prueba Planea, antes Enlace, en matemáticas pasamos del lugar 24 en 2010 al primero, y en lenguaje y comunicación del 23 al segundo.

Asimismo, la Asociación Mexicanos Primero otorgó a Puebla el 1er Lugar Nacional en Aprendizaje.

Adicionalmente, el IMCO nos reconoció como la mejor entidad en rendimiento académico.

Por otra parte, de acuerdo a la Secretaría de Educación Pública Federal, el programa que implementamos en coordinación con la UNAM y la BUAP permitió alfabetizar a 166 mil 934 personas, con lo que se redujo el indicador 33 por ciento.

En materia de cobertura, invertimos 7 mil 696 millones de pesos para construir, rehabilitar y equipar espacios educativos. Este monto en pesos constantes del 2016, es superior a lo realizado en los 12 años anteriores a mi gestión.

Además, implementamos un modelo de Bachillerato Digital, a través del cual aumentamos 21 por ciento la matrícula en educación media superior.

Finalmente, gracias a la inversión realizada en la BUAP, Tecnológicos y Universidades a Distancia la matrícula en educación superior aumentó 41 por ciento, según la SEP federal.

En el rubro de deporte, hemos invertido más que nunca en infraestructura.

Destacan la construcción de los polideportivos San Andrés Cholula y Parque Ecológico, así como las remodelaciones y ampliaciones de los estadios de Futbol, Béisbol y el Centro Estatal de Deporte “Mario Vázquez Raña”.

Estoy convencido que la salud es un derecho de todos los mexicanos.

En este sentido, durante mi gobierno pasamos del lugar 29 en afiliación al Seguro Popular a lograr y mantener la Cobertura Universal.

Además, según el último estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, incrementamos el surtimiento de medicamentos del 54 por ciento en 2010 al 97 por ciento en 2016.

En este contexto, según Coneval, Puebla obtuvo el primer lugar nacional en la ampliación del acceso a servicios de salud.

Realizamos una inversión sin precedente de 10 mil 257 millones de pesos para construir, dignificar y equipar 50 hospitales. Hoy puedo afirmar con orgullo que las instituciones públicas de salud cuentan con infraestructura y equipamiento comparable al mejor hospital privado.

Asimismo, construimos 36 Centros de Salud con Servicios Ampliados.

Adicionalmente, rehabilitamos 544 Centros de Salud, lo que equivale a 1 cada 4 días, durante los últimos 6 años.

Es importante señalar que la inversión en infraestructura y equipamiento de Salud, en pesos constantes del 2016, es superior en 81 por ciento a lo realizado en los 30 años anteriores.

Según la Secretaría de Salud federal, las acciones mencionadas permitieron reducir 28 por ciento la tasa de mortalidad infantil en menores de 5 años.

Tengo la convicción de que es posible construir una sociedad más justa, más equitativa y con oportunidades para todos.

En este contexto, me complace compartir con ustedes que Puebla fue el estado del país que más avanzó en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas.

Asimismo, de acuerdo a CONEVAL e INEGI, Puebla mejoró en los 7 indicadores que miden el bienestar de la población, y en 4 de ellos ocupó el primer lugar nacional.

En este contexto, invertimos 4 mil 468 millones de pesos en obras de agua potable, drenaje, alcantarillado y electrificación, obteniendo, según Coneval, el primer lugar nacional en el incremento de servicios básicos.

Por otra parte, destinamos 3 mil 349 de pesos en apoyos alimentarios, desayunadores escolares y Unidades Móviles, con lo cual según Coneval Puebla obtuvo el primer lugar nacional en reducción de la inseguridad alimentaria.

Adicionalmente, respecto al 2010 según la Secretaría de Salud federal, la tasa de mortalidad infantil por desnutrición disminuyó 36 por ciento.

Es importante mencionar que de acuerdo a INEGI en 2015, Puebla elevó el ingreso promedio de los hogares 22.1 por ciento, obteniendo el primer lugar nacional.

Finalmente, de acuerdo a la última evaluación de Coneval, Puebla se ubicó como la segunda entidad con mayor avance en el combate a la pobreza extrema.

Proteger la integridad física y patrimonial de los ciudadanos es una tarea fundamental.

De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública, Puebla es una de las 10 entidades más seguras del país, con índices 34 por ciento por debajo de la media nacional, en delitos del fuero común y 24 por ciento menor en el fuero federal.

Durante mi gestión, redujimos 29 por ciento el número de delitos por cada 100 mil habitantes, aunque soy el primero en reconocer que falta mucho por realizar.

Entre las principales acciones, destacan: la aplicación del examen de control de confianza al 100 por ciento del personal; la construcción de la Academia de Policía Ignacio Zaragoza, la renovación del 85 por ciento del parque vehicular; y un programa de profesionalización, que incluye, capacitación, estímulos económicos, ascensos y vivienda.

Asimismo, construimos seis Arcos de Seguridad con las más avanzadas tecnologías, en los principales accesos al Estado; un Complejo Metropolitano (C5) que concentra elementos federales, estatales y municipales, así como 26 Centros de Prevención y Participación Ciudadana.

Adicionalmente, construimos la nueva Procuraduría General de Justicia, laboratorios forenses, creamos la Unidad Especializada de Combate al Secuestro y edificamos 13 Casas de Justicia para la implementación del Nuevo Sistema Penal Acusatorio.

A fin de combatir la discriminación y violencia de género; construimos 2 Centros de Justicia para las Mujeres en Tehuacán y Puebla. Asimismo, se aprobaron reformas a la legislación penal y civil.

Por otra parte, durante mi gestión, el gobierno del Estado recibió tres recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Me es particularmente satisfactorio informar a ustedes que dicha Comisión acreditó su cumplimiento total.


En materia de seguridad pública, un importante reto que enfrenta el Estado es el robo de hidrocarburos; ilícito en que algunas comunidades se han coludido con los delincuentes.

Desde el punto de vista jurídico es un delito federal, por lo que las fuerzas estatales sólo pueden actuar en flagrancia.

En este sentido, según la PGR entre 2015 y 2016 la Policía Estatal aseguró 1 millón 71 mil litros de combustible, 469 vehículos y puso a disposición de las autoridades federales a 144 presuntos delincuentes.

Lamentablemente por la forma en que está tipificado este delito, la judicatura federal tiene que poner a los detenidos en libertad ya sea con una fianza de 3 a 5 mil pesos o con la simple firma semanal en el juzgado.

En este contexto, exhorto a los legisladores federales que nos acompañan a que modifiquen el artículo 19, párrafo segundo de la Constitución para que quienes sean procesados por este delito no puedan alcanzar su libertad.

Estoy convencido que el verdadero motor del empleo es la inversión privada. En este sentido, desde el primer día de mi gobierno trabajamos para recuperar la confianza de los empresarios.

Al efecto, avanzamos 21 posiciones en el estudio Doing Business del Banco Mundial por la facilidad para hacer negocios.

Según la Secretaría de Economía federal, durante mi gestión se recibieron 5 mil 147 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa, lo que representa la mayor captación en la historia del Estado.

Destacan por su importancia, las siguientes inversiones:

En el sector automotriz, la instalación de la Planta Audi en San José Chiapa, primera fábrica de vehículos de lujo en el país con una inversión de mil 300 millones de dólares que ha dado lugar a la creación de la Ciudad Modelo donde hoy nos encontramos, y es muestra de la sinergia que se logra cuando el sector privado y el gobierno trabajan conjuntamente.

La recientemente inaugurada línea de producción de la camioneta Tiguan, con una inversión de mil millones de dólares.

El proyecto de Volkswagen para fabricar el Golf 7 por un monto de 700 millones de dólares.

En la industria cementera, la expansión de la planta de CEMEX por 646 millones de dólares y del Grupo Cruz Azul, donde se invirtieron 260 millones de dólares.

En el sector comercial, Grupo Dahnos invirtió 252 millones de dólares para construir el “Parque Puebla”, y Liverpool 188 millones de dólares para “Galerías Serdán”.

En energías renovables, ILER e IBERDROLA inauguraron el primer parque eólico en la entidad, con una inversión de 132 millones de dólares.

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social, durante mi gobierno se generaron 125 mil 795 empleos formales, cifra superior a los creados en los 13 años anteriores.

Es importante mencionar que durante mi gestión, de acuerdo al INEGI, nos mantuvimos por debajo de la media nacional en la tasa de desocupación y no hubo ninguna huelga de competencia local.


Nuestro país atraviesa momentos difíciles, entre otros, en el ámbito económico lo que impacta el poder adquisitivo de los mexicanos.

En este sentido, llevamos a cabo diversas acciones en apoyo a la economía familiar de los poblanos. Entregamos de manera gratuita uniformes escolares a estudiantes de primaria y secundaria, cobertores en temporada de frío a grupos vulnerables, paquetes de maternidad a mujeres que dieron a luz, escrituración gratuita de inmuebles con valor inferior a 550 mil pesos, también acceso gratuito a los museos del estado. Asimismo, eliminamos el cobro de la tenencia vehicular, implementamos un programa de canje de placas gratuito y además, a pesar del incremento de la gasolina mantuvimos la tarifa del transporte público.

La mejor forma de combatir la pobreza es generando riqueza.

En este sentido, me comprometí a elevar el valor de la producción agropecuaria, mediante una estrategia integral que incluye mecanización de pequeñas superficies con mototractores, asistencia técnica, capacitación, entrega de semillas, fertilizantes, reconversión productiva a cultivos más rentables, seguros contra contingencias climáticas y convenios de agricultura por contrato.

En este contexto, me complace informarles, que según Inegi, pasamos del lugar 22 en 2010 al cuarto en 2016 en PIB agropecuario.

Asimismo, según datos de SAGARPA, Puebla es la primera entidad del país en asegurar al 100 por ciento la superficie cultivable.

Por otra parte, estoy convencido de que los recursos naturales no son una herencia de nuestros padres que podamos dilapidar, sino el patrimonio de las siguientes generaciones.

En este sentido, según SEMARNAT, incrementamos 43 veces las Áreas Naturales Protegidas.

El rubro en el que más se refleja la transformación de Puebla, es la infraestructura a la cual destinamos 72 mil 538 millones de pesos. Esto equivale a lo invertido en los 15 años anteriores a mi gobierno, en pesos constantes del 2016.

En infraestructura carretera y vial se construyeron o rehabilitaron 3 mil 989 kilómetros, equivalentes a la distancia entre Puebla y Canadá.

En el rubro carretero, destacan: la construcción del segundo piso de la autopista México-Puebla; el Boulevard Industria Automotriz y el Libramiento Atlixco.

Además, se construyeron los distribuidores viales D8 y D9 para conectar el Periférico Ecológico con la Autopista Puebla-Orizaba, el de Avenida Las Torres que enlaza con la Federal a Atlixco y el Nodo Juárez Serdán.

Destacan también, los Viaductos Santa Ana Chiautempan, el de la Autopista México-Puebla y el Zaragoza.

Asimismo, pavimentamos con concreto hidráulico la carretera Puebla-Amozoc, las avenidas más transitadas de la capital del estado y varios municipios del interior.

Adicionalmente, consolidamos el primer Circuito de Movilidad con Bajas Emisiones del país, conformado por 2 líneas de la Red Urbana de Transporte Articulado que suman 34 kilómetros, el Tren Puebla – Cholula de 17 kilómetros y 73 kilómetros de ciclopistas.


Puebla tiene una gran riqueza histórica, cultural y gastronómica que hemos convertido en palanca de desarrollo.

Construimos 16 museos y remodelamos 5, esfuerzo inédito a nivel nacional. Para ponerlo en perspectiva, lo invertido en pesos constantes del 2016 es 4 veces superior a lo destinado en este rubro entre 1962 y 2010.

Adicionalmente, según INEGI, durante los últimos seis años, se han construido 319 hoteles, cifra superior a los instalados en los 18 años previos a mi gestión. En otras palabras, se inauguró un nuevo hotel cada 7 días.

Según Datatur, durante 2016 Puebla recibió 14 millones 127 mil visitantes, 104 por ciento más que hace 6 años, generando una derrama económica de 13 mil 226 millones de pesos.

Durante mi gobierno promovimos a Puebla en foros internacionales y de acuerdo a la Revista Mexicana de Política Exterior, fuimos una de las seis entidades con mejor calificación en materia de actividad internacional.

Adicionalmente, adquirimos los inmuebles de Mi Casa es Puebla en Passaic, Nueva Jersey, y Los Ángeles, California, para ofrecer mejores servicios a nuestros paisanos.

Por otra parte, gracias a las nuevas oportunidades para estudiar y trabajar, de acuerdo con Inegi, Puebla pasó de ser un estado expulsor a uno receptor de migrantes.

Frente a los escándalos recientes de malversación de recursos públicos que a todos nos indignan, la gente ha perdido confianza por igual en políticos, política y partidos.

En este sentido, la transparencia y rendición de cuentas adquieren una extraordinaria relevancia y nos es grato informar a ustedes que, de acuerdo al IMCO, Puebla ocupa el primer lugar nacional en el Índice de Información Presupuestal por tercer año consecutivo.

Asimismo, según ARegional, obtuvimos el primer lugar en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal, avanzando 21 posiciones desde 2010.

En este contexto, es importante destacar que, según la Secretaría de la Función Pública, obtuvimos el primer lugar en el uso de CompraNet por transparentar licitaciones públicas. Adicionalmente, el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación, nos ubica como el segundo estado mejor calificado en el Índice de Desempeño del Gasto Federalizado.

En materia de finanzas públicas, la administración anterior triplicó la deuda del estado.

En contraste, durante mi gestión no pedimos un solo peso prestado y conforme a datos oficiales, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, redujimos 742 millones de pesos la deuda heredada, disminuyendo, según el IMCO, el endeudamiento per cápita 36 por ciento.


Adicionalmente, durante mi gobierno registramos un superávit presupuestal en cada uno de los ejercicios de mi mandato.

En otras palabras, 6 años ni un solo peso prestado, superávit presupuestal en cada año.

Muchos se preguntan, cómo hemos podido hacer tantas obras sin recurrir a créditos.

La respuesta, es que disminuimos el gasto corriente de 84 a 68 por ciento del presupuesto total, eliminamos conceptos como la renta de 323 inmuebles, retiramos del parque vehicular al servicio de funcionarios 824 automóviles, y redujimos el salario de los mandos superiores del gobierno estatal, comenzando con un recorte en mi sueldo del 20 por ciento.

Asimismo, incrementamos los ingresos propios 121 por ciento y llevamos a cabo proyectos de coinversión con el gobierno federal, los municipios y el sector privado.

Las acciones emprendidas resultaron en que las calificadoras Fitch Ratings y Moody´s le otorgaran a Puebla grado de inversión y la tercer mejor calificación crediticia a nivel nacional.

La verdadera relevancia del avance en los principales indicadores, es el impacto que las acciones tomadas han tenido sobre las personas, como se observa en la experiencia de ciudadanos cuyas vidas se han transformado y son los verdaderos protagonistas del cambio con rumbo que se vive en Puebla.

Les comparto la historia de don José Mastranzo, quien me platicó como una acción de gobierno le devolvió la vida, después de sufrir un paro cardiaco. Gracias al programa “Código Infarto” fue posible realizarle una intervención en el nuevo Hospital de Traumatología y Ortopedia. Posteriormente, se le trasladó en una Ambulancia de Terapia Intensiva a la Unidad de Hemodinamia, donde le destaparon las arterias.

El tratamiento proporcionado, tiene un costo comercial de 420 mil pesos. Sin embargo, como cualquier poblano, Don José tuvo acceso gratuito a un servicio médico de excelencia, que hoy le permite estar aquí demostrando que el cambio es posible. Gracias a la familia Mastranzo por acompañarnos en este evento.

La paz social y la esperanza de un mejor futuro están vinculadas al desarrollo económico.

En este contexto, les comparto la experiencia de Sergio Argüelles, Presidente y Director General de Finsa, una de las compañías desarrolladoras de parques y naves industriales más importantes de México.

Sergio me contó que durante muchos años Puebla no estaba entre las principales opciones de inversión para empresas mexicanas y extranjeras. Sin embargo, cuando escuchó las noticias sobre la instalación de la planta AUDI en 2012, y las nuevas inversiones del Grupo Volkswagen se convenció de que nuestro estado comenzaba a vivir una verdadera transformación.

En este sentido, decidió instalar un parque industrial a 3 kilómetros de aquí, en el municipio de Nopalucan, confirmando que el cambio es posible.

Muchas gracias Sergio por acompañarnos, pero sobre todo por invertir en Puebla.

Siempre he creído que la educación es la herramienta más poderosa para desarrollar el potencial de las personas.

En este sentido, les comparto la historia de Fátima Delgadillo, quien dejó los estudios de bachillerato por problemas económicos en su hogar que la obligaron a ir en busca de empleo a Estados Unidos.

Decidida a continuar con sus estudios e imposibilitada a realizarlos en ese país, regresó a Ciudad Serdán en 2012 para incorporarse al recién establecido programa, de Bachillerato a Distancia.

Este modelo educativo permite trabajar y estudiar al mismo tiempo, por lo que Fátima pudo concluir el Bachillerato a los 30 años e inmediatamente después se inscribió en el Instituto Tecnológico Superior de Ciudad Serdán, donde estudia la carrera de Ingeniería en Informática. Fátima recibió una tableta electrónica por sus excelentes calificaciones y es un ejemplo del horizonte que se puede abrir a quienes regresan a su tierra con la convicción de superarse. Su historia nos confirma que el cambio es posible. Felicidades Fátima.

Mejorar los ingresos de los pequeños productores del sector agropecuario fue una de las prioridades de mi gobierno.

Don Héctor Flores agricultor tradicional de maíz, en Ayotoxco de Guerrero, obtenía una utilidad de 3 mil pesos por hectárea.

Recibió un mototractor, lo que redujo sus costos para la preparación del terreno 90 por ciento y mejoró su ganancia por maíz a 4 mil 800 pesos.

Adicionalmente, se le apoyó con 250 plantas de vainilla, asistencia técnica y capacitación, incorporándolo al convenio de agricultura por contrato con Agrorgánicos Tropicales que le compra 150 kilos de vainilla a un precio de 200 pesos por kilo. Es decir, sólo por este concepto recibe 30 mil pesos.

La estrategia de atención al campo que llevamos a cabo, le permitió pasar de una agricultura de subsistencia a ser exportador de vainilla a Europa.

Felicidades don Héctor porque su historia demuestra que el cambio es posible.

Aún nos quedan muchos capítulos por escribir, pero en Puebla juntos hemos demostrado que el cambio es posible.

Agradezco a mis paisanos la confianza que me otorgaron al darme la oportunidad de servirles.

A los trabajadores al servicio del estado que van desde el personal de base hasta los integrantes del gabinete por su dedicación y compromiso.

A mis padres por su ejemplo y por siempre creer en mí.

A mi abuelo que en paz descanse por transmitirme la vocación de servicio.

Finalmente, quiero compartir con ustedes un agradecimiento muy especial a alguien de quien me siento profundamente orgulloso. Que sin estar obligada se entregó incansablemente con dedicación y pasión a trabajar por los que menos tienen, Martha Erika se ganó el corazón de los poblanos y desde hace mucho tiempo el mío.

Señoras y Señores:

El ciclo de la Post-verdad se ha manifestado a nivel global, a través del surgimiento de movimientos populistas tanto de izquierda como de derecha, que mienten como estrategia política alimentando resentimientos y dirigiendo odio hacia aquellos que han sido seleccionados como enemigos a modo. México no es ajeno a este fenómeno.

El populismo habla en nombre del pueblo, miente sin pudor alguno, ataca a los que no comparten el pensamiento único y sobresimplifica tanto problemas como soluciones.

La única forma de vencer a la demagogia populista es entender y resolver las causas de la irritación social.

¡La sociedad exige un cambio!

Un cambio que se caracterice por el respeto a la pluralidad y los derechos humanos. Un cambio que busque la igualdad en las oportunidades, dejando atrás políticas sociales paternalistas y partiendo de la premisa de que la única forma efectiva de combatir la pobreza es generando riqueza.

Un cambio de política económica que convierta al gobierno en facilitador de la inversión, promotor de la productividad, la sustentabilidad y que no recurra al endeudamiento para financiar gasto corriente.

Un cambio que concentre el esfuerzo gubernamental en tareas prioritarias con objetivos medibles por terceros en el corto y mediano plazo.

Un cambio que defienda a México y a los mexicanos, incluso de Donald Trump.

Este cambio con rumbo es posible y en Puebla ya comenzó.

Amigas y amigos:

Me da mucho gusto comunicarles que los últimos días de mi gobierno seguirán siendo de logros para los poblanos.

Inauguraremos obras por 5 mil 681 millones de pesos, que equivalen a lo invertido en los últimos 9 meses de la administración anterior.

El trabajo realizado por mi gobierno es sólo el inicio de lo que se requiere, pues el verdadero cambio es un proceso continuo.

El cambio no ha sido fácil y nunca lo es.

Juntos enfrentamos intereses creados, prácticas clientelares, decisiones difíciles para hacer más eficiente al gobierno, obstáculos administrativos, políticos y retos financieros.

Unidos logramos remontar las dificultades para alcanzar los resultados que hoy informamos. Unidos sociedad y gobierno recuperamos el orgullo de ser poblanos.

Con la fuerza del cambio, lo mejor para México está por venir.

¡Viva México!