Clima:

martes, 7 de febrero de 2017

Antídoto sí le fue aplicado a menor picado por alacrán en Cuayuca, asegura la Secretaría de Salud


Pilar Pérez 

PUEBLA, Pue.- La Secretaría de Salud de Puebla afirmó que cuenta con el antídoto para combatir el veneno de alacrán el cual se aplicó a un bebé que fue llevado al Hospital de Zacapala la madrugada del lunes; sin embargo, por la tardanza en el traslado del municipio de Cuayuca de Andrade al nosocomio, debido a la lejanía, el paciente tuvo fallas orgánicas y falleció.

La versión de la dependencia estatal fue que el incidente ocurrió en la localidad Débora Carrizal en Cuayuca de Andrade, que forma parte de la región de Izúcar de Matamoros, y debido a la lejanía de la población la atención se brindó de forma tardía, de tal forma que las condiciones del menor ya no fueron favorables.

De acuerdo con el área de Vectores de la Secretaría de Salud de Puebla las zonas en las que es más común la intoxicación por picadura de alacrán son Acatlán, Izúcar de Matamoros, Chiautla de Tapia, Tehuacán, Cuayuca y Huaquechula, por mencionar los principales.

Tan solo en 2016 se registraron 13 mil 275 casos de personas intoxicadas por picadura de alacrán en el estado de Puebla, lo que representa una diferencia de 493 notificaciones en comparación con el 2015; es decir, que hubo un incremento de 3.8 por ciento, según datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE).

La Secretaría de Salud Federal define que la intoxicación por picadura de alacrán se trata del estado de envenenamiento causado por la transmisión de veneno de este vector. Y este problema se distribuye en 16 entidades del centro y occidente de México, que va desde Sonora hasta Oaxaca, el centro de Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, México, Morelos y Puebla.

Existen tres tipos de intoxicación: leve, moderada y grave. En la primera de ellas se presenta un dolor intenso y adormecimiento del sitio corporal de la picadura, nerviosismo e irritabilidad; los niños menores de cuatro años de edad tienen llanto incontrolable.

En la intoxicación moderada, además de los síntomas mencionados, el paciente tiene secreción nasal, salivación abundante, sensación de un cuerpo extraño en la garganta, dolor abdominal, náusea y vómito.

Mientras que la intoxicación grave tiene todos los padecimientos anteriores más cambio de ritmo y frecuencia del corazón, trastornos del habla, palidez alrededor de los labios y postración.

La Secretaría de Salud federal refiere que el diagnóstico por la picadura de alacrán se apoya en el testimonio del paciente o de su acompañante, además de la sintomatología y si es que proviene de una zona de riesgo.

La misma dependencia refiere que el tratamiento para la intoxicación por picadura de alacrán consiste en la aplicación del antídoto foboterápico antialacrán, además de atención sintomática para el dolor y demás que el médico considere.