jueves, 16 de febrero de 2017

Dejan concejales solo a edil de Ixcaquixtla en informe de labores

Nota Publicada en el Sol de Puebla.
por Carmen Flores

IXCAQUIXTLA, Pue.- Sin quórum y con dos regidores del Partido del Trabajo, el edil Tomás Romero Reynoso, rindió su Tercer Informe de Gobierno ante la poca asistencia de la ciudadanía.

Por segundo año consecutivo siete regidores dejan solo al alcalde en su informe de labores, por acusar al edil de no respetar acuerdos de Cabildo y transparentar los recursos.

La tarde de este miércoles el munícipe se presentó en el Auditorio Municipal, sin la presencia de siete regidores entre ellos la síndico municipal, Rafaela de Lorenza, que como ya lo habían advertido no aprobarían el informe por varias irregularidades que presentaba en cuanto a cifras y falta de obras.

En el acto protocolario la secretaria general, Guadalupe Miranda Simón, por primera vez no tocó el punto donde se establece si existe el quórum legal para validar la sesión ordinaria solemne de Cabildo y sin más cedió la palabra al alcalde para que leyera lo que se había programado.

Tampoco hubo contestación del informe y ante ello el acto que debió ser una sesión de Cabildo quedó en una lectura de actividades por parte del alcalde.

Cabe recordar que en el informe del año anterior los mismos regidores, no aprobaron el informe y como muestra de ello abandonaron el presídium en el pase de lista.


Los concejales acusaron al alcalde de no trasparentar los recursos y no dar cuentas de estado financiero, así como incumplir con los acuerdos de Cabildo.

Al edil también se le cuestionan desvió de obras para beneficio de familiares y de los programas sociales.

También señalaron que el informe nunca estuvo en tiempo y forma debido a que quien lo elaboró es el contralor municipal, Jorge Alberto Jiménez Barroso, quien desatiende sus obligaciones, debido a que también funge como director en una escuela primaria.

Como lo publicó este medio en 2016, en una sesión de Cabildo, el edil Tomás Romero, en estado de ebriedad retó a golpes a los regidores, además de que ordenó sacarlos con la fuerza pública.

A la fecha los regidores, han solicitado a la Dirección General de Gobierno la intervención para solucionar los conflictos, no obstante no se ha tenido respuesta favorable.