miércoles, 8 de febrero de 2017

#EsDeMuyBuenaFuente: Traición a Calderón, a Cordero, a Madero, a Anaya, etc.

El ex gobernador de Puebla sigue estirando y estirando la liga para negociar, como siempre, a su favor. De ahí que a través de sus esbirros, mercenarios, chalanes, gatos y una que otra rata en el Congreso del Estado y la Auditoria Superior del Estado, continúa manipulando la información para hacer creer que el ex alcalde Eduardo Rivera Pérez cometió tantas anomalías durante su gestión, que puede inclusive, terminar como inquilino del Centro de Reinserción Social, San Miguel. 

Pero el león no es como lo pintan. Miremos desde la barrera:

Punto número uno.- El PAN no va a permitir que uno de sus destacados integrantes como Rivera, sea perseguido político por un gobierno panista, es decir del mismo Partido, aunque no del mismo bando o digamos de la misma banda.

Punto número dos.- Lalo Rivera no es Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, hoy encarcelado, producto de sus excesos y una negociación política, más no encarcelado por corrupción, porque corruptos son todos, la diferencia es de quién te haces cómplice.

Punto número tres.- Mientras el Congreso poblano, por órdenes expresas de Moreno Valle, no apruebe la Cuenta Pública de la gestión de Rivera, habrá elementos para continuar con la persecución política, la cacería mediática y las amenazas constantes y sonantes.

Punto número cuatro.- El gobernador de la conciliación Antonio, Tony, Gali, ya le hizo saber a Rivera que no tiene pleito ni persecución, pero que es un asunto que se debe arreglar con Moreno Valle.

Punto número cinco.- Hasta que logre sacar más y más y más provecho para ser Senador y su esposa candidata a gobernadora, Rafael no va a autorizar la aprobación de la Cuenta Pública de Lalo Rivera.

Es más, viene a colación que durante un desayuno en el restaurante El Mercadito de Cuetzalan de la zona de La Noria aquí en Puebla, un amigo me enlistó a aquellos ¡políticos panistas! a quienes Moreno Valle terminó por traicionar, a pesar de que lo ayudaron, impulsaron y financiaron: Felipe Calderón Hinojosa, Ernesto Cordero, Josefina Vázquez Mota, Gustavo Madero y Ricardo Anaya.

Por lo tanto ¿qué puede esperar Eduardo Rivera Pérez? o hasta Peña Nieto.


El Verdugo

El caso es que: se llame como se llame, la deuda que dejó Moreno Valle finalmente es deuda. Tendrá que pagarse si o si. Según el ex gobernador, se debe dinero pero no se debe dinero. El Verdugo dice: O sea, es mi voz, pero no soy yo. Es mi deuda, pero es de los poblanos ¿O qué?

Es cuanto por hoy.



cmaciaspalma@yahoo.com.mx
@cmaciaspalma