martes, 23 de mayo de 2017

Contaminación auditiva factor para que el 30% de la población tenga problemas en oídos: IMSS


Boletín de Prensa

  • El zumbido en este órgano se agudiza en condiciones de estrés, ansiedad; por el consumo de refresco, cigarro, chocolate y por el café

  • Los síntomas de la hipoacusia son: los sonidos parecen demasiado fuertes, dificultad para seguir conversaciones y escuchar

Debido al incremento de la contaminación auditiva, la doctora Cecilia Peña Contreras, Audióloga del Hospital de Especialidades de San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dio a conocer que casi el 100 por ciento de los pacientes que llegan a la institución con hipoacusia tendrán secuelas permanentes de zumbidos internos (acúfeno), en uno o ambos oídos.

Ante este panorama, la especialista invitó a que la población se mantenga alejada de las fuentes de ruido o a usar de manera prolongada los audífonos con volúmenes que rebasen la tolerancia, “el nivel ideal cuando se tiene un audífono con la música es que se puede escuchar lo que pasa en nuestro alrededor, cuando ya no se da uno cuenta es que estamos dañando nuestro órgano auditivo”.

Destacó que el acúfeno lo padece el 30 por ciento de la población, específicamente de las personas adultas; estas tienen la sensación de estar escuchando todo el tiempo un ruido al interior del oído e incluso en la cabeza, y sólo es perceptible por ellos.


El ruido interno es un síntoma de la pérdida de audición, pero también se presenta por problemas en la mandíbula, por cualquiera que sea la causa, la hipoacusia hay que atenderla inmediatamente, porque de eso va a depender que se revierta, esa es una urgencia otoneurológica, enfatizó la audióloga del IMSS. 

La doctora Peña Contreras, dijo que el zumbido puede agudizarse bajo condiciones de estrés, ansiedad; por el consumo de refresco de cola, cigarro, chocolate y por el café, con esto el sonido al interior de oído será más molesto para las personas.

Los enfermos de la hipertensión arterial, casi siempre padecen de acúfeno, pero al momento en que baja la presión también el zumbido cede completamente, no así cuando hay problemas de audición.

“Casi todos los que nos llegan con hipoacusia, el 99.9 por ciento va a tener zumbido en el oído y la sordera puede estar condicionada por muchas causas, por eso es importante atenderse todos estos problemas”, concluyó la doctora.