Clima:

lunes, 12 de junio de 2017

En Juan N. Méndez, expresidente auxiliar de Victoria acusa impunidad


Carmen Flores

JUAN N. MÉNDEZ, Pue.- Entrevistado en el autoexilio, donde se encuentra desde hace más de una año el exsubalterno de la junta auxiliar de Guadalupe Victoria, Pablo Velasco acusó que el Ministerio Público de Tepexi dio “carpetazo” a dos denuncias que él realizó antes de irse del país. 

Los recursos legales que inició fueron contra el secretario general del Ayuntamiento, Ismael Castro Velasco y otras siete personas, quienes lo habrían encañonado con arma de fuego y luego –sin la participación del secretario- baleado su domicilio, derivado de problemas políticos.

Vía telefónica con El Sol de Puebla, Pablo Velasco señaló que por estos hechos, tuvo que abandonar su cargo como presidente auxiliar e irse a otro país, para salvaguardar su vida, con la esperanza del que el Ministerio Público (MP) se encargaría de realizar las investigaciones de sus denuncias, sin que hasta el momento tenga conocimiento de algún avance.

Este problema, dijo, derivó de los conflictos postelectoral, cuando en mayo del 2014, los pobladores de Guadalupe Victoria se opusieron a lo que consideraron una imposición por parte del edil Daniel López Cayetano y el secretario General, Ismael Castro, para nombrar como subalterno de esa localidad, Nicandro Castro, sobrino de Ismael Castro.

Después de medio año sin autoridad local y solicitudes hechas a las autoridades electorales, el Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al alcalde Daniel López, realizar un plebiscito para elegir a la autoridad local y así fue como eligieron a Pablo Velasco como presidente auxiliar.

Sin embargo, los vecinos de ese pueblo consultados por este medio en su momento, aseguraron que el nombramiento causó un descontento con el alcalde de afiliación panista, Daniel López y su secretario general, por lo que en represalias le negaron a Pablo Velasco todo el apoyo en cuanto a recursos y obras para la comunidad.

Cabe recordar que el 25 de marzo del 2016, más de 300 personas estuvieron a punto de linchar al servidor público y a otros sujetos, a quienes acusaron de encañonar al entonces subalterno Pablo Velasco. En el incidente tuvo que intervenir la Policía Estatal que los trasladó al Ministerio Público, donde fueron liberados.


Días después, Pablo Velasco denunció nuevamente ante el MP que los mismos sujetos que lo habían encañonado, pero esta vez sin presencia del secretario general, habían balaceado su domicilio con la intención de matarlo, por ello decidió dejar todo e irse a otro país y a la fecha sigue esperando que haya justicia.

“No se puede confiar en las autoridades y por eso mucha gente hace justicia por su propia mano, porque si no te defiendes te matan. Y como el que me amenazó de muerte se trata del secretario general del Ayuntamiento, por eso no le hacen nada”, reprochó.

El ex edil subalterno agregó que se han dado otros casos de asesinatos en su comunidad, pero tampoco se ha sabido que haya alguna detención.

Mientras tanto, los lugareños nombraron a otra persona para que se hiciera cargo de la presidencia auxiliar de esa localidad.

Desde el lugar donde se encuentra ahora el cual no revela por cuestiones de seguridad, Pablo Velasco hizo un llamado a las autoridades para que realicen su trabajo, pues señaló que pronto podría regresar a su pueblo y si sus agresores siguen libres, consideró que su vida corre peligro.

“Qué lamentable sería que después de haber dos denuncias por los atentados contra mi persona, haya una más y las autoridades sin hacer nada”, finalizó.