Clima:

domingo, 30 de julio de 2017

En la mira Chigmecatitlán, Juan N. Méndez y otros 11 municipios por mal uso de recursos federales


Aldo Miguel Martínez 

Por no reportar a la Federación en qué obras y en qué lugares invertirán los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) de este año, 13 de los 217 municipios de Puebla se encuentran en riesgo de ser fiscalizados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), advirtió el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Juan Manuel Vega Rayet.

Estos municipios son los siguientes: San Miguel Xoxtla, Ixitlán, Tehuitzingo, Cuautempan, Tepeojuma, Xochiltepec, Chiautzingo, Cuautlancingo, Chigmecatitlán, Juan Galindo, Juan N. Méndez, San Jerónimo Xayacatlán y San Gregorio Atzompan.

Explicó que dependiendo de su nivel de pobreza y rezago social, la Federación etiqueta anualmente determinada cantidad de recursos del FISM a los municipios, la cual se les entrega escalonadamente.

El FISM es una división del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), cuyo objetivo es financiar obras y acciones sociales básicas que beneficien directamente a población en pobreza extrema y localidades con alto o muy alto nivel de rezago social, según información de la Sedesol.

Este año la Federación etiquetó para los 217 municipios de Puebla una bolsa de 5 mil 200 millones de pesos de dicho Fondo.

Vega Rayet refirió que los municipios tienen la obligación de subir a la Matriz de Inversión para el Desarrollo Social (MIDS) la información acerca de dónde están invirtiendo esos dineros y en qué obras, datos que llegan a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y a la Sedesol.




“Ellos ya hicieron su Coplademun, ellos ya saben cuántos recursos van a tener, lo que tienen que hacer es subir obra por obra y lugar a donde van a invertir los recursos y lo suben a esta matriz de inversión que va a dar a Hacienda, que va a dar a la Secretaría de Desarrollo Social”, dijo.

Puntualizó que los municipios tienen los primeros 10 meses del año (de enero a octubre) para aplicar los recursos en la ejecución de las obras, pues de lo contario les son recogidos.

Dijo que anteriormente si los municipios no aterrizaban dichos recursos, la Federación se los entregaba al siguiente año, lo cual ya no sucede.

“Les están cayendo, si no logran erogar estos recursos en 10 meses e invertirlos en las obras, se los van a barrer. Los años pasados los presidentes que no gastaban o no erogaban todo el recurso al año siguiente se los dábamos, tenían un colchoncito. Ahora no, si no erogan ese recurso se les barre a fin de año”, advirtió.

Puntualizó que la Sedesol es coparticipe de que los municipios suban su información a la MIDS, de tal suerte que si no lo hacen, además, tiene que dar aviso a la Auditoría Superior de la Federación, la cual inmediatamente les realiza una fiscalización de los recursos federales.

Admitió que esta situación es preocupante ya que existen 13 municipios que no han reportado sus obras a la Federación a pesar de que ya arrancó el segundo semestre del año, por lo cual les hizo un llamado a aplicar los dineros y hacer el reporte correspondiente.

“Todavía tenemos municipios que no han subido nada a la MIDS, no han reportado, es un peligro. Tal vez tienen obra pero no la han reportado y no han reportado en qué polígonos están erogando ese recurso. Nosotros estamos preocupados”, dijo.

Al final, añadió que hay otros 16 municipios que llevan un avance mínimo en cuanto a lo reportado ante la MIDS.