miércoles, 19 de julio de 2017

#PorSoleares: Prioridades de Puebla

La sesión de cabildo del pasado lunes donde se aprobó un crédito de 800 millones de pesos para dar solución a problemas de seguridad pública e infraestructura de colonias alejadas del centro de la ciudad de Puebla, deja entrever dos asuntos de vital importancia para entender qué pasa y por qué pasa eso en Puebla.

Luis Banck expuso que es importante la inversión en compra de cámaras y contratación de operadores, patrullas y pavimentación de 140 calles. Salvo los regidores del PRI, pareciera más atentos a los temas de la sucesión en 2018, la mayoría aprobó la solicitud del crédito en manos ahora del Congreso.

Dos asuntos:

Uno, que Banck toma al toro por los cuernos, pedir crédito no es popular, pero demuestra el interés en la solución de problemas en una óptica del deber ser de la administración pública para cumplir en la solución de un lacerante problema, la inseguridad.

Y dos, que las obras de boato mantenidas en el pasado no han solucionado los ancestrales problemas de la ciudad, esas 140 calles de 100 colonias populares no fueron incluidas en los programas de gobierno de los últimos años, ni del PAN, ni del PRI.

Todo eso nos hace pensar que la clase política que ha gobernado Puebla ha estado más interesada en hacer obras para la imagen pública de los políticos que para la solución de los problemas urgentes.

¿Cuántas calles se hubieran podido pavimentar con el dinero gastado en la Estrella de Puebla, el teleférico o las ciclo vías elevadas?

¿Cuántas cámaras de vigilancia hubieran podido instalarse y aumentar la eficiencia de las patrullas y la capacitación de los policías sin las enormes deudas adquiridas para el Museo Barroco?

En fin, tal vez vaya siendo tiempo de poner las cosas en su lugar.

O por lo menos, así me lo parece.