Clima:

martes, 20 de febrero de 2018

#EsDeMuyBuenaFuente: Palomares al rebaño de Moreno Valle


Messenger: Total, ni me importa…

Sin duda, la diputada Grace Palomares tiene memoria de teflón.

Está en todo su derecho de abandonar el PRI y sumarse al Partido Político que le convenga. Es decir, puede hacer lo que le venga en gana.

Pero ir a Nueva Alianza es entregarse al morenovallismo. Porque PANAL y RMV son lo mismo, pero más barato.

Sí, ahora pertenece (presuntamente, como se dice en el derecho penal) al rebaño del ex gobernador.

Sí, aquel personaje político que “anduvo espiándola” cuando era candidata a diputada federal en Puebla capital del Partido Verde en el año 2015.

Si estoy mal que Palomares me corrija, pero recuerdo haber leído sobre una conversación a detalle, muy personal y muy íntima, que tuvo desde un bar en la Ciudad de México.

El espionaje morenovallista la alcanzó hasta un viaje a Acapulco.

La ofensa hacia la entonces candidata llegó a tal nivel de compararla con: Yoli, el refresco acapulqueño.

Bueno, a final de cuentas ¡¡¡qué me importa!!!

Punto.

He dicho y he escrito.


Insisto: Doger debe manejar el dinero

Desconozco los motivos de las criticas a esta columna por sugerir o comentar que quien debe manejar el dinero del PRI para publicidad, propaganda y movilización electoral, debe ser el candidato a gobernador Enrique Doger.

Es más, el control del Partido tricolor debe tenerlo el candidato, tal como históricamente ha sido y tal como políticamente es correcto.

Por ejemplo, si Jorge Estefan Chidiac fuera el candidato a gobernador ¿Dejaría que otro, que no sea José Antonio López Malo, manejara el dinero de la campaña y la elección?

Si el candidato fuera Juan Carlos Lastiri, dejaría el manejo financiero en manos diferentes a las de su absoluta confianza?

No, verdad.

¿Quién maneja el dinero de Martha Erika? ¿El tesorero de Eduardo Rivera?

Así es que ni tesorero, ni vocero de Doger.

Sólo aplicar las lógicas política y estratégica

Punto.

He dicho y he escrito.


Esposa, imposición y confusión en San Andrés

Donde el morenovallismo ha hecho semejante revoltura política, es en San Andrés Cholula.

Un desmejorado Leoncio Paisano logró imponer a su empleado Edmundo Tlatlehui Percino, como candidato del PAN a presidente municipal, por supuesto ante la oposición de otro desmejorado cacique Miguel Ángel Huepa, diputado federal, quien aspiró a que su esposa quedara como candidata.

El morenovallismo provoca descontrol y confusión, al abrir el Pacto Social de Integración (PSI) a Salvador Castañeda Espinosa, ex colaborador de Paisano y candidato a alcalde. Le quitará votos al PAN.

Y para rematar: la esposa de Huepa, Liliana Castillo Terreros, será candidata a diputada local. O sea, si no es la esposa, es la esposa y sino, la esposa. En San Andrés, también, nadie más que la esposa.

Un verdadero desbarajuste que beneficia al PRI y a MORENA.

Punto.

He dicho y he escrito.


El Verdugo

No lo critiquen, al contrario, felicítenlo. Sin ser candidato presidencial del PAN, Rafael Moreno Valle maneja el PAN como de su propiedad: es candidato a gobernador y a senador. El Verdugo dice: El que a dos amos sirve.

Es todo por hoy.


@cmaciaspalma
FB: Carlos Macías Palma
Miércoles de 5 a 6 pm en Carlos Macías-Radio (radioenredes.com)