lunes, 5 de marzo de 2018

Este es el municipio de Puebla que se quedó sin policías: Tepeyahualco de Cuauhtémoc


Carmen Flores
  • Pobladores los acusan tener vínculos con delincuentes
Ante presunta complicidad con delincuentes fueron suspendidos los servicios de vigilancia de policías municipales en el municipio de Tepeyahualco de Cuauhtémoc, luego de protestas realizadas los días viernes y sábado por un grupo de al menos 25 personas frente a la presidencia municipal.

Desde la semana pasada, un grupo de pobladores estuvo convocando a través de redes sociales, perifoneo y finalmente con repiques de campanas para manifestarse y exigir la salida de la Policía Municipal, ante la reciente ola de asaltos en el municipio y que durante los últimos días sumaron cuatro robos.

Por lo anterior, derivado de un acuerdo entre autoridades municipales e inconformes, se retiró por unos días a la Policía Municipal y se solicitó el apoyo de la Policía Estatal, mientras acude personal de la Secretaría General de Gobierno (SGG) para mediar la situación.

En entrevista, el edil Francisco Palacios aseguró que esto es un asunto político, pues quienes encabezaron la manifestación en la alcaldía no fueron de los afectados por los robos, sino simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes -acusó- tienen un largo historial de antecedentes.

El alcalde reprochó que algunas personas quieren aprovechar el periodo electoral para politizar el tema de la seguridad; no obstante, señaló que durante toda su administración se han registrado 14 robos, sumando los cuatro de esta última semana.

"Yo personalmente acudo a los rondines de la madrugada y si dicen que la policía es cómplice de los rateros, entonces yo también lo sería, lo cual es ilógico", sentenció.

Cabe mencionar que en el municipio prevalece un estado de tranquilidad y todo transcurre con normalidad.

Durante un recorrido que realizó este medio por Tepeyahualco durante la tarde del domingo, se observó que prevalecía un estado de tranquilidad, aunque la comandancia se encontraba cerrada y no se observó a ningún elemento de la policía estatal realizar vigilancia en el centro ni a las orillas del poblado como habitualmente lo hacían los oficiales de esta demarcación.