lunes, 7 de mayo de 2018

Aclamados en Ixcaquixtla candidatos del PRI


Angélica Villa

Ixcaquixtla, Puebla.- Con consignas como “Lisandro amigo Ixcaquixtla, está contigo”, “Castañeda ganará, el pueblo lo apoyará”, se llevó a cabo el primer evento masivo de campaña de Salvador Castañeda Luna, candidato a presidente municipal de Ixcaquixtla, quien estuvo acompañado de los candidatos a diputado federal y local, Lisandro Campos Córdova e Israel Garzón, respectivamente, y de más de mil ixcatecos.

Cesar Jiménez García presidente del partido en el municipio solicitó a los presentes que el 1º de julio emitan un voto razonado, “sin olvidar que los expresidentes municipales emanados del pueblo son los que han hecho avanzar a Ixcaquixtla, no que ahora que gobernó otro hemos sufrido un atraso de más de 4 años”. 


Sixto Miranda González, habitante del municipio, reconoció el liderazgo de Salvador Castañeda y su importante papel en el trabajo por el bienestar del municipio, “pues sin ocupar cargo hizo más por los ixcatecos que los del gobierno de aquí”, por lo que convocó a respaldar a Castañeda Luna y llevarlo a la presidencia municipal.

De Lisandro Campos -dijo Sixto Miranda-, no tenemos duda de que siempre ha trabajado por el pueblo, cuando fue alcalde de Tepexi y diputado del distrito de Ajalpan, al que pertenecíamos, siempre nos apoyó. Confiamos en que, con su trabajo y experiencia, juntos podrán ayudarnos a impulsar el desarrollo de Ixcaquixtla. 

Salvador Castañeda, candidato a presidente municipal, en su oportunidad expresó su compromiso de trabajar junto con el pueblo: “seré su aliado en la presidencia municipal e impulsaré el turismo, apoyaremos a los productores agrícolas, a los comerciantes, a los maestros, a los jóvenes estudiantes y deportistas y haremos de Ixcaquixtla un municipio ejemplo de progreso”.

Por su parte, Lisandro Campos convocó a votar por todos los candidatos del Revolucionario Institucional y recalcó que los políticos que luchan por un cargo de elección popular tienen la obligación de no fallarle al pueblo que los elige para ocupar el puesto.