jueves, 28 de junio de 2018

En verano se incrementa un 30 por ciento las enfermedades gastrointestinales


  • Para prevenir, se recomienda lavarse bien las manos, comer alimentos bien cocidos y consumir agua suficiente.
  • En caso de presentarse algún problema estomacal se debe acudir con el médico y no recurrir a la automedicación.
  • Algunos síntomas son diarrea, nauseas, vómito y complicaciones como deshidratación
El Gastroenterólogo y Director de Investigación en Salud del Hospital de Especialidades de San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Aurelio López Colombo, reveló que en esta temporada del año en que hay mucha humedad y altas temperaturas, las infecciones gastrointestinales aumentan hasta en un 30%, especialmente en la población infantil y de adultos mayores. 

Dijo que para contrarrestar estas cifras se pueden tomar medidas como el lavado frecuente de manos, la preparación correcta de los alimentos, en caso de comer fuera del hogar se debe vigilar que haya una perfecta cocción y que el establecimiento tenga medidas de higiene, asimismo se debe evitar el consumo de alimentos crudos o que estén expuestos al calor -como el caso de las salsas-.

El especialista mencionó que cuando se presente una infección gastrointestinal, lo primero que se debe hacer es mantenerse hidratado y acudir con un médico; también señaló que no se debe suspender la ingesta de alimentos por tiempos prolongados, ya que esto ayuda al organismo a superar el malestar, aunado al tratamiento que mande el especialista.

El Gastroenterólogo del Seguro Social, puntualizó que estas infecciones generan síntomas como diarrea, náuseas, vómito y complicaciones como deshidratación, pero que en muchos casos no deben ser tratados con antivirales ya que esto sólo podría prolongar la diarrea.

“Los gérmenes que más frecuentemente generan este tipo de padecimientos son los virus y algunas bacterias como la salmonella, la shigella, Escherichia coli y algunos parásitos”, pero que en todos los casos deben ser analizados por un especialista para no caer en complicaciones, expuso.

Recomendó que para evitar que los alimentos se descompongan se deben refrigerar y no exponerlo por tiempo prolongado a la intemperie, aunado a una buena higiene al momento de consumirlo.

Finalmente, detalló que todas las personas están expuestas a padecer alguna enfermedad gastrointestinal, pero en quienes causan mayores complicaciones son en los niños y niñas ya que su sistema inmune está en desarrollo, las personas adultas mayores y los pacientes con enfermedades crónico degenerativas.