lunes, 17 de septiembre de 2018

Cobran venganza, pobladores de Juan N. Méndez queman casa de alcalde y electo


Redacción / Juan N. Méndez
  • Altercado entre policías y civiles después de festejos patrios, dejó un muerto y cuatro lesionados
Una turba quemó la casa del presidente municipal de Juan N. Méndez, Daniel López Cayetano y la de su sobrino, el alcalde electo, Alejandro López Velazco, luego de un altercado suscitado la madrugada del domingo entre los integrantes de una familia y policías municipales que dejó como saldo un muerto y cuatro lesionados.

Alrededor de las dos de la madrugada del domingo, al concluir la participación de un grupo norteño que amenizó la noche del Grito, trascendió que unos hombres se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en la calle contigua a la plaza principal, donde se desarrollaba el baile y entraron en discusión con los policías.

Posteriormente se escucharon cerca de 30 detonaciones de arma de fuego y la gente comenzó a gritar y dispersarse, cuando se descubrió el cuerpo de un joven sin vida y cuatro heridos más.

Según versiones de los testigos, los policías comenzaron a disparar contra los cuatro hombres, todos de una misma familia, quienes no estaban armados, pero al ver esto otro familiar llegó a defender a sus parientes con un arma y habría disparado contra los policías para que no acabaran con la vida de los demás, sin embargo, él también resultó herido.

En ese momento los policías que eran aproximadamente más de 15, salieron corriendo a pie y se subieron en tres patrullas y dos vehículos particulares, para salir del municipio.

Los pobladores denunciaron que elementos de la policía estatal presenció la balacera y no intervino, pues también se dio a la fuga con los municipales.

“Eran al menos ocho policías estatales que estuvieron presentes durante la balacera y no nos apoyaron, huyeron también y regresaron cuando ya había pasado todo”, señaló un testigo.

Tras los hechos, un grupo nutrido acudió a la casa del alcalde Daniel López para exigir que respondiera del proceder de sus policías; no obstante al no encontrarlo, incendiaron su vivienda y la de su sobrino, el alcalde electo, Alejandro López, ambos emanados del Partido Acción Nacional (PAN).

Además de quemar las dos viviendas, la turba también le prendió fuego a un mototaxi que se encontraba estacionado afuera del domicilio del alcalde, además de que bandalizó una ambulancia que se ubicaba afuera de la presidencia municipal, esto ante el enojo de no poder utilizarla, pues no tenían las llaves, para trasladar a los heridos de bala.

De acuerdo con versiones de los pobladores, al enterarse de la balacera el alcalde salió huyendo del pueblo con toda su familia, al igual que su sobrino, el alcalde electo Alejandro López.


SUSPENDEN DESFILE Y CLAUSURAN ALCALDÍA

Al amanecer del domingo, desde un vehículo de perifoneo fue anunciado que se suspendía el desfile conmemorativo al 16 de septiembre, derivado de lo suscitado en la madrugada y más tarde acudió un contingente de alrededor de 30 policías estatales, ministeriales y personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

De igual forma, en la calle contigua a la presidencia municipal seguía tendido el cuerpo del joven, en espera de que llegaran los agentes del Ministerio Público para realizar las diligencias y el levantamiento correspondiente.

Por la tarde, se observó a personal de la Fiscalía colocando sellos en los accesos de la presidencia municipal y se comentó que había sido clausurada, ante la ausencia del alcalde y funcionarios.

Ante los hechos violentos, pobladores han externado su exigencia de justicia, pero además que el alcalde y su policía respondan por estos actos, por lo que estarán a la espera de que Daniel López, haga acto de presencia.