martes, 18 de septiembre de 2018

Conflictos de grupos enmarcan el gobierno del alcalde de Juan N. Méndez


Redacción / Juan N. Méndez
  • Suspenden clases en la cabecera municipal tras los hechos violentos ocurridos el fin de semana
Las clases fueron suspendidas ayer en todas las escuelas de la cabecera municipal y la alcaldía continúa cerrada; de los policías municipales, del alcalde Daniel López Cayetano y de su sobrino, el recién electo, Alejandro López, no se sabe nada desde que la madrugada del domingo sus casas fueron quemadas en protesta por un muerto y cuatro lesionados.

Hasta este martes las escuelas han decidido no abrir sus puertas, desde el nivel preescolar hasta el bachillerato, tras los hechos violentos registrados después de la ceremonia del Grito de Independencia y el baile popular.

La alcaldía luce desde la tarde del mismo domingo con los sellos que colocó personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), mientras en la cabecera municipal se ha observado la presencia de una patrulla con elementos de la Policía Estatal.

De acuerdo con vecinos del lugar, tres de los heridos han salido del hospital, pero uno más continúa internado. El joven que perdió la vida por impactos de arma de fuego el pasado domingo fue identificado como José Enrique Ginés Cruz y el que aún se encuentra hospitalizado es Catalino, hermano del fallecido.

Al momento, ni la Fiscalía General del Estado, ni la Secretaría General de Gobierno o la Secretaría de Seguridad Pública han emitido algún comunicado sobre lo ocurrido en este municipio, ubicado a casi cuatro horas en automóvil, desde la ciudad de Puebla.

Por otra parte ayer por la tarde velaron al joven José Enrique y será sepultado este martes en el panteón de la cabecera municipal.


LOS CONFLICTOS Y MUERTOS DURANTE ESTA ADMINISTRACIÓN

A inicio de la administración, un grupo de pobladores culpó al edil Daniel López de imponer al subalterno en la junta auxiliar de la magdalena, y esto derivó en reclamos y molestias, por lo que una persona allegada al edil disparó contra un vecino de ahí, dejándolo herido en el ojo.

En la junta auxiliar de Victoria, el alcalde también fue acusado de querer imponer como edil auxiliar al sobrino del secretario general Ismael Castro, lo cual derivó en varias protestas del pueblo y finalmente se repitieron las elecciones dejando fuera al candidato del edil.

Ante la molestia, el secretario general junto con otros hombres emboscaron al subalterno Pablo Velasco, ocasionándole solo golpes con arma de fuego; en respuesta, el pueblo incendió el vehículo del funcionario y fue detenido pero horas después salió libre.

Posteriormente, en esta misma comunidad se registró una balacera donde resultó muerta una persona cercana al alcalde Daniel López y otro hombre que no era originario de ahí, del cual no se supo su identidad. También hubo una camioneta calcinada.

Este mismo conflicto se relacionó a unos hombres que balacearon la casa del presidente auxiliar Pablo Velasco y por lo cual, tuvo que dejar su cargo e irse a otro país, de donde aún no ha regresado.

Los conflictos seguían y trascendió que por las rencillas mataron a un hermano de quien apoyara al edil auxiliar Pablo Velasco, sin que hubiera detenidos pese a haber sido identificados.


ELECCIONES TURBIAS

Recientemente durante las campañas electorales y postelectorales los conflictos aumentaron, debido a que la gente denunció la compra de votos, incluso en una ocasión hombres armados irrumpieron cuando el ahora alcalde electo repartía bultos de cemento en tiempos de campaña a sus simpatizantes.

También los pobladores detuvieron un camión cargado de herramientas, que iba a ser repartido por el alcalde Daniel López en el cierre de campaña de su sobrino Alejandro López. Por estos actos, el grupo de inconformes colocó retenes con fogatas la noche anterior a las alecciones.

Una vez que en la elección se dio a conocer que Alejandro López tuvo mayoría de votos, tres días después, un grupo quemó las boletas que se ubicaban en el Concejo municipal, como muestra de su rechazo por los resultados. Posterior a esto, hombres armados balearon la alcaldía y lograron darse a la fuga.


IMPEDIRÁN TOMA DE PROTESTA

La gente ha denunciado en varias ocasiones el autoritarismo y nepotismo por parte del edil, pero sobre todo han señalado que ha adquirido de manera ilícita propiedades, carros y casas.

Pese a los asesinatos y todos los actos de violencia, y las denuncias en el Ministerio Publico que se han interpuesto, a la fecha no existe ningún detenido.

Ahora, después de lo ocurrido el domingo, la consigna del grupo inconforme es esperar la llegada del alcalde Daniel López y de no permitir que su sobrino Alejandro López tome posesión del cargo.