Clima:

martes, 16 de abril de 2019

#Opinión: No hay peor ciego que el que no quiere ver


Ésta, es una frase común en lenguaje popular, hace referencia a acciones que cometemos en donde el actuar no es el correcto, pero lo más importante, no queremos reconocerlo o aceptarlo, en los gobiernos tanto locales como federales esta frase engloba su actuar en muchas situaciones. 

Por ejemplo, existen gobiernos (y en ellos su personal) quienes señalan “la culpa la tienen todos menos yo”, esto es un reflejo de autoritarismo puro, en donde culpar a los compañeros de acciones equivocadas, el mal servicio a los ciudadanos y el trato hacia ellos mismos, refleja debilidad y una manera fácil para evadir el problema. 

En los gobiernos como en las empresas, las jerarquías representan el funcionamiento de la institución, es decir, si tenemos un jefe(a) con un carácter brusco, despótico o incluso autoritario, la escalera descenderá con los mismos mecanismos, pero aún así, con todo y jefes con estas características, existen trabajadores con vocación de servir, con compromiso y ganas trabajar, es lo que al final hace lo que la institución siga en el juego, aunque a veces los jefes(as) no lo reconozcan. 

Otra de las grandes cegueras de los gobiernos, es que no terminan por entender su propósito, sirven a el pueblo, no a partidos políticos ni a organizaciones, los mismos trabajadores deben entender que ahora le deben lealtad y respeto a la ciudadanía, insisto, ni a partidos, ni a organizaciones, desafortunadamente, hay quienes veneran a quien creen los puso en el puesto y se olvidan totalmente de la gente que realmente los puso ahí, que confió en ellos. 

Los servidores públicos deben usar la camiseta del pueblo, lavar y guardar por un buen rato la camiseta de sus partidos y organizaciones, los jefes(as) deben entender que si tratas mal a tu personal, de la misma forma será su rendimiento (algunos), no lavarse las manos y culpar a los demás por como cae la institución, al final es un trabajo en equipo que a todos, repito a todos nos corresponde, es importante tomar otros puntos de vista, escuchar y entender, que no se trata de pelear, si no de reconocer 

Arturo Mazatzin Morales Mendoza