Clima:

lunes, 19 de agosto de 2019

En Tepexi, imparten conferencia sobre máximos exponentes del muralismo


Tepexi de Rodríguez, Puebla. Con la presencia del ala magisterial del Movimiento Antorchista en Tehuacán se llevó a cabo una conferencia titulada “Los máximos exponentes del muralismo mexicano”, impartida por Jassón Celis Córdova, dirigente del sector estudiantil a nivel nacional.

María Obdulia Vidal Bonifacio, directora del Centro de Bachillerato Oficial “José María Cajica Camacho” y anfitriona del evento dio la bienvenida al ponente y a los maestros.

El conferencista dijo que para entender las manifestaciones artísticas es necesario conocer el entorno social y político en que se desarrollan; además, explicó que los grandes muralistas mexicanos son Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, pero hay más de 260 muralistas mexicanos, entre ellos una veintena de mujeres como María Izquierdo, quien fue la primera artista que expuso en Nueva York sus obras de arte.

El conferencista explicó que los artistas de la humanidad han intentado interpretar o copiar a la naturaleza y a la sociedad y, en la medida que se desarrolla el arte, evoluciona hacia la perfección; pasando por etapas como el realismo, el romanticismo, el impresionismo, el posmodernismo y el arte figurativo.

Para ahondar en el tema, Jassón Celis dijo que el romanticismo es una corriente en la que el hombre se refugia en la imposibilidad del amor e inicia la perspectiva del individualismo; da origen al impresionismo para reflejar las sensaciones que generan los fenómenos naturales y la impotencia hacia los problemas sociales; para luego llegar al posmodernismo como corriente artística que expresa la ausencia del interés por el bienestar común y el rechazo a la razón, a las verdades generales y destacan “tu verdad” distinta a la de otro individuo.

"Eso es nocivo porque ningún hombre puede desarrollarse en su plenitud estando aislado; esa corriente contemporánea plantea que la única posibilidad de progreso es la individualidad y solito vas a triunfar y para confirmar que eso no es posible, la estadística indica que el 74% por ciento de la gente que nace pobre, muere siendo pobre", afirmó Celis Córdova.

Por último, concluyó que el muralismo mexicano de finales del siglo XIX es una combinación del arte figurativo y del impresionismo que expresa los deseos de libertad y la aspiración de un nuevo orden social más justo y más humano.