martes, 3 de septiembre de 2019

Acusan intento de despojo a ejidatarios en Cuayuca de Andrade


  • Afectados acusan la injerencia de la alcaldesa panista y su esposo en la elección del Comisariado de San Pedro
Ejidatarios de Cuayuca de Andrade, municipio de la Mixteca poblana, acusan un intento de “despojo de tierras comunales”, por parte de la alcaldesa Adriana López Patiño y su esposo, el expresidente municipal Álvaro Cabrera Alonso, a través de la presunta manipulación de actas, injerencia en la elección del Comisariado y el engaño a los legítimos propietarios del Núcleo Agrario de San Pedro Cuayuca.

El predio, tiene 30 titulares de derechos ejidales y 33 avecindados, sin embargo, buscan venderlo a particulares, lo que implicaría la violación a varios preceptos de la Ley Agraria vigente, informaron a El Sol de Puebla.

De acuerdo con los ejidatarios, quienes solicitaron la gracia del anonimato por temor a represalias, no es la primera vez que detectan una transacción irregular. Desde el periodo 2013–2016, dijeron, “en ese ejido se realizaron ventas presuntamente ilegales, que involucraron al entonces presidente del Comisariado, Isaías Castillo Orozco y al entonces alcalde, Álvaro Cabrera Alonso, quien es esposo de la actual alcaldesa panista.”

Se trata de un caso escandaloso: “Avalar la venta de siete hectáreas de tierras de uso común denominada ‘El Vapor’, que realizó Pedro Rojas Méndez, sin ser ejidatario, vendió al entonces presidente municipal, quien a su vez compró, sin ser avecindado; fue una transacción totalmente ilegal, afectando a campesinos y ganaderos de tres comunidades”.

En la denuncia actual, que involucra a la presidenta Adriana López y al comisariado, Isaías Castillo, se le acusa de “hurtar más de medio millón de pesos por concepto de venta de lotes a alrededor de 100 personas, a quienes defraudó con 5 mil pesos a cada uno, bajo la promesa de crear la colonia ejidal Gral. Porfirio del Castillo, en terrenos de uso común del cerro de la Virgen de Guadalupe; sin embargo, el negocio no fue válido, por estar en contra de la Ley Agraria, la que solamente permite la participación de los ejidatarios o avecindados y no personas ajenas”.

La presidenta municipal, afirman los ejidatarios, no sólo no ha intervenido, sino que fomenta este caos agrario.

En una carta, escriben: “los ejidatarios y posesionarios estamos decepcionados de todos los integrantes del Comisariado Ejidal, ya que no cumplieron a su palabra, compromiso y plan de acción, pactaron a escondidas en el ‘Cerrito Blanco’ con la presidenta Adriana López y su asesor Isaías Castillo, también ex comisariado, ser el medio y ayudar a la regularización de las parcelas y el uso común que se adjudicó dolosamente el ex presidente Álvaro Cabrera Alonso y esposo de la actual alcaldesa de Cuayuca de Andrade, de esta magnitud es la mafia del poder”.