Clima:

jueves, 14 de noviembre de 2019

Regresan a Darío Carmona a ser maestro en la normal de San Juan Ixcaquixtla


Columna CUITLATLÁN

El martes de esta semana, por la mañana, Darío Carmona García fue notificado oficialmente que debe incorporarse como profesor de tiempo completo a la Escuela Normal Jesús Merino Nieto, ubicada en el municipio mixteco de San Juan Ixcaquixtla. Con ello, se acaba la era dorada de este personaje que durante más de 15 años medró con los presupuestos educativos y jugó a las traiciones con todas las fuerzas políticas de la entidad.

De acuerdo con la orden emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) este día, obligatoriamente, Darío Carmona se debe presentar ante la dirección de la normal de Ixcaquixtla para que se le asigne su carga de trabajo correspondiente a su plaza de profesor titulado de tiempo completo “C”. Si no lo hace, entonces será despedido y quedara fuera de la administración pública.

Narran fuentes bien informadas que Darío Carmona creía que era sólo un juego mediático el anunció que hizo el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta de que el ex titular de la SEP, durante el sexenio de Mario Marín Torres, tenía que regresar a ejercer su plaza de docente.

Por eso el martes, dicen los enterados, cuando personal de la SEP lo localizó y le entregó el oficio en el cual le indican que dejó de ser “asesor pedagógico” de la supervisión de educación superior en la zona 14 del estado –que era una manera de cobrar sin trabajar–, el exfuncionario reaccionó sorprendido y sin entender la naturaleza de la notificación, reaccionó de la siguiente manera:

Les dijo a los enviados de la SEP que él es un protegido de Esteban Moctezuma Barragán, el titular de la SEP federal. Que trabaja para el funcionario del gobierno de la 4T. Por tanto, cometían un error el tratarlo de esa manera y que es un personaje que hace labores más importantes, que ser un simple profesor de grupo.

El personal de la SEP le respondió que ellos no estaban facultados para discutir sus supuestas influencias políticas y únicamente tenían la encomienda de entregarle el oficio de notificación del cambio de su situación laboral. Que el no aceptar el documento, equivalía a entrar en desacato en contra de la parte patronal de su plaza de docente al servicio del gobierno del estado. Luego de esa explicación, Carmona aceptó firmar de recibido el escrito en cuestión.

La Normal Jesús Merino Nieto se ubica en el barrio del Once de San Juan Ixcaquixtla, un municipio que se ubica a 108 kilómetros de la ciudad de Puebla, que apenas tiene 7 mil habitantes y que la mayor parte de su población de jóvenes y adultos se encuentra en las regiones de Nueva York, Los Ángeles y el estado de Washington de la Unión Americana, pues la pobreza y la falta de desarrollo económico provoca uno de los flujos más intensión de migración hacia Estados Unidos.

Para un maestro que tiene vocación de utilizar la educación como instrumento de movilidad social, sin duda, es un reto profesional el preparar a futuros docentes en una de las zonas más pobres de Puebla. Para Darío Carmona seguramente lo tomara como un exilio político, como un castigo, como un acto de represión, ya que aunque dirigió la SEP siempre vio a los profesores con desprecio y nunca mostró vocación por el mejoramiento de la enseñanza pública.

Carmona García desde que en el sexenio de Melquiades Morales Flores lo nombraron encargo de una coordinación regional de la SEP, utilizó sus cargos para convertirse en un operador electoral y financiero de los grupos políticos a los que sirvió.

Esa labor la hizo con Mario Marín al frente de la SEP; luego, algo similar realizó como asesor en materia educativa de los gobiernos panistas de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad. Ahora ya estaba instalado en los gobiernos de Morena para volver a hacer lo mismo.

Su caída se debe a dos factores fundamentales:

A la decisión del actual gobierno de Morena en el estado de combatir las viejas estructuras corporativas y de corrupción que operan en Puebla. Darío Carmona representaba esos vicios en el sector educativo.

A que se acabaron todos los padrinazgos a los que sirvió, empezando por Mario Marín Torres, pasando por la ex dirigente sindical Elba Esther Gordillo Morales y terminando por Rafael Moreno Valle Rosas y Luis Maldonado Venegas. El primero está prófugo de la justicia. La segunda está defenestrada. Y los últimos, ya fallecidos.