Clima:

jueves, 16 de enero de 2020

#ElRincónDeZalacaín: Old School Funny

Madrid, España.- Prácticamente todas las noches de regreso al piso Zalacaín pasaba por la calle Echegaray, los últimos años había tomado fama por la presencia de un bar de cocteles considerado recientemente entre los mejores del mundo.

El aventurero saludaba y era saludado cordialmente por Fabio, responsable de cuidar el acceso al sitio; alto, fornido, algunos podrían considerarlo como el encargado de seguridad, pero realmente era el responsable de ordenar la entrada y charlar con quienes no cabían y debían esperar en la puerta, a veces hasta una hora, y en invierno soportando el frio.

Quizá por ello, Fabio le decía a quienes no conocían el sitio “vayan a Viva Madrid”, el otro bar adquirido por el grupo a unos metros, en la calle Manuel Fernández y González, el corazón del barrio de Las Letras.

Aquella noche el aventurero encontró en la puerta del “Salmón Gurú” a dos amigas, vaya casualidad, se dijeron, estaban en fila para entrar al famoso bar y Zalacaín estaba charlando con Fabio el encargado.

Eso de las influencias no funciona muy bien aquí, pero a los 15 minutos salió Adrián Sehob, uno de los socios, vio a Zalacaín y le preguntó ¿cuántos sóis?, tres respondió. Instantes después entraron al emblemático sitio catalogado hace un año y medio en la lista “The World's 50 Best Bar”.

Y tomaron asiento, y le llegó la carta y ellas preguntaron de todo.

El aventurero, lo tenía claro, bebería esa noche la creación de Diego Cabrera “Old School Funny”, convertido ya en un clásico de los paladares exigentes.

Diego Cabrera es el fundador de la casa, asociado con Ricardo García, Adrián Sehob y Alejandro Cabrera.

Diego es argentino, entró a la profesión de bar tender por casualidad, intentaba ganarse un dinero los fines de semana, se relacionó, se especializó en alta mixiología y llegó a colocarse entre los responsables de bar con más demanda en España.

Zalacaín lo había conocido en 2011 cuando Sergi Arola abrió “Vi Cool” en la calle de Huertas, ahí causaba sorpresa preparando sus cocteles al lado de su esposa. Pero Diego daba para más, no podía quedarse con Arola el resto de su vida.

Salmón Gurú abrió en 2016 con la filosofía de “Vivir por la pasión, morir por el amor, hacer las cosas mejor”. Se ha caracterizado por la presentación de su coctelería, copas especialmente diseñadas, mezclas de colores, plantas, frutas, envases. Es toda una aventura sentarse en el mejor bar de España.

La carta se divide en cinco partes: Refrescantes, Afrutados, Locuras, Fuertes y Sour.

Nombres como “Chilpotle chillón” dentro de un vaso en forma de punta de chile; “¿Por qué te ríes?”, una mano blanca con un anillo, cerrada y en el centro el recipiente para el coctel coronado por dos pequeñas rosas; o “Huambrilla”, un recipiente en forma de abeja.

El aventurero se detenía en la sección de “Fuertes” y en especial el Old School Funny, producto de la mezcla de ginebra, campari, vermut, Martini Rubino, amontillado y oporto tawny. Toda la mezcla se trabaja meticulosamente al menos un año antes y luego se deja reposar en una barrica de Jerez, así se consigue un excelente impacto en la boca, por 12 euros.

Además, la presentación del coctel preferido por Zalacaín era sencilla y muy peculiar, simplemente se trataba de una pequeña “petaca”, a manera de un perfumero metálico dentro de una esfera también metálica llena de hielo frappe para mantener fríos el recipiente y su contenido.

Zalacaín sacó la petaca, la abrió y sirvió en la pequeña copa coctelera de las de antes, del tipo de cristalería antigua, con lo cual el lujo de beberla se multiplica.

A últimas fechas Salmón Gurú ha introducido una carta de comidas, a manera de tapas. Las amigas de Zalacaín tenían hambre aquella noche. Altamente recomendables las “Patatas Bravas Ahumadas”, las “Patas de Codorniz Asadas” y la “Molleja de Cordero a la Brasa”; el aventurero sugirió la “carne tártara”, otro gran descubrimiento para continuar siendo adicto al barrio de Las Letras en el Madrid de los Austrias.



elrincondezalacain@gmail.com
Canal en YouTube: El Rincón de Zalacaín