Clima:

jueves, 20 de febrero de 2020

#EtiquetaConDestino: MORENA en grave riesgo de perder las elecciones 2021




El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, tratará de que el barco del Movimiento de Regeneración Nacional –MORENA- no siga en picada o se hunda con miras a los comicios que iniciarán formal y legalmente en septiembre-octubre del presente año y que culminarán con la elección del primer domingo de junio del próximo año (6 de junio de 2021).

El tema más álgido es, y continuará siendo la inseguridad, y la percepción que tiene la población de que Puebla es una entidad insegura y entre las más peligrosas e inciertas del país.

Pero le aporta gran porcentaje el descontento que existe en Puebla capital y varios de los municipios de la zona metropolitana por los malos gobiernos que han tenido los alcaldes emanados de MORENA.

Además, el mandatario poblano no debe olvidar el enorme tropiezo que obtuvo su partido en las pasadas elecciones de junio de 2019, en donde a pesar de haber obtenido la gubernatura, perdieron la elección en la capital del estado y los municipios conurbados que gobierna MORENA como son:

Puebla, Cuautlancingo, Coronango, San Pedro y San Andrés Cholula, Juan C. Bonilla, San Jerónimo Tecuanipan, Amozoc, Huejotzingo, San Martín Texmelucan, Chiautzingo y San Andrés Calpan.

A la fecha, e incluso en encuestas nacionales, hay ediles Morenistas que tienen pésimas calificaciones y las peores evaluaciones de la sociedad y ellas y ellos son:  Claudia Rivera de Puebla, Karina Pérez Popoca de San Andrés Cholula, Guadalupe Daniel de Cuautlancingo, Antonio Cuautle de Coronango, Norma Layón de San Martín Texmelucan, Patricia Angélica Alvarado de Huejotzingo, Mario de la Rosa de Amozoc.

Por eso Luis Miguel Barbosa Huerta ha anunciado que habrá de designar a nuevos mandos policiacos en 4 municipios, lo anterior con la finalidad de revertir el sentir de los poblanos de los malos gobiernos, por lo que la sociedad reclama haya cambios en Puebla, San Martín Texmelucan, Huejotzingo, Amozoc, San Andrés Cholula, Cuautlancingo donde se ha incrementado en forma alarmante la inseguridad.

Los robos en casa habitación, los asaltos a ciudadanos en las calles, los atracos a comercios, el hurto de autopartes, así como de automóviles, además del aumento en materia de violaciones, asesinatos, feminicidios, secuestros y otros delitos tienen a la sociedad preocupada y angustiada, pero sobre todo harta, sin que sus autoridades hagan algo.

Esta puede ser la oportunidad del gobernador de Puebla de recuperar un poco la credibilidad de quienes confiaron que con el Movimiento de Regeneración Nacional las cosas iban a cambiar para bien, y no como ocurre actualmente, que ven derrumbarse hasta su tranquilidad y de muchos su patrimonio.

No están fuera del radar de la creciente y espeluznante crecida de la inseguridad zonas del estado como la sierra norte, la nororiental, la mixteca y fundamentalmente las fronteras con Veracruz, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca y Morelos, sin que queden de lado Hidalgo y Tlaxcala.

Hay otras importantes ciudades que siendo gobernadas por MORENA tienen serios problemas por el alza en la criminalidad como son: Tehuacán e Izúcar de Matamoros, así como otros municipios como Chietla, Chiautla de Tapia y en la zona de la meseta como ocurre en el triángulo rojo con municipios como Tepeaca, Acatzingo, Quecholac, Tecamachalco, Palmar de Bravo, Acajete e incluso hasta Ciudad Serdán.


El gobernador sabe perfectamente como está caliente el ambiente en Puebla.

También sabe que Acción Nacional es la fuerza que más le puede dar un dolor de cabeza, sobre todo en Puebla y la zona conurbada.

Ahorita ni siquiera pensar en la reelección de algunos alcaldes y diputados locales que se han refugiado en su curul y abandonaron a los electores.

Actualmente hay un empate técnico entre MORENA y el PAN en la capital, pero más tropiezos pueden llevar a perder la plaza.

Las alianzas que se cocinen en los próximos días y meses serán vitales para inclinar la balanza hacia un lado u otro.

Por otra parte, y aunque está muy diezmado, muy disminuido y casi pulverizado, no hay que olvidar que el PRI gobierna actualmente en 78 municipios, pero tiene además un grave problema: está alejado de la sociedad, del electorado, sin cuadros importantes y sin dirigencia.

Las elecciones del 2021 y 2024 definirán cuando será enterrado el otrora partidazo, hoy totalmente “partido”.

Por su parte MORENA gobierna en 47 municipios, de los cuales puede perder más de la mitad en los comicios del 2021, así como la mayoría en el Congreso.

El PAN y sus coaligados del 2018 (PRD, MC, PSI y CPP) obtuvieron un total de 69 Presidencias Municipales.

Hay que recordar que Puebla capital representa el 28 % del electorado y con la zona conurbada casi el 45 %.

¡Los botones de alerta están encendidos!

¿Habrá voto de castigo a ayuntamientos de Morena en el 2021?

Los dados están en el aire.

Y diríamos: Alea Jacta Est (La suerte está echada)


COMENTARIOS Y SUGERENCIAS
Twitter: @Luiguiglez