Clima:

miércoles, 18 de marzo de 2020

Acoso laboral termina en tragedia en Zacapala

Nota publicada en El Sol de Puebla
Carmen Flores/Zacapala

Antes de prenderse fuego, el médico escribió una carta que fue localizada en su área de trabajo, donde señalaba como responsable a la directora y, además, mencionó a las dos personas de la Dirección de Atención a la Salud (DAS) que un día antes lo habían ido a supervisar y que, de acuerdo con sus compañeros, en vez de brindarle apoyo, ejercieron presión sobre él.

“Acto de protesta en contra de la doctora Ana Belén, directora del Hospital Comunitario Zacapala en contra del doctor Uriel, jefe de cirugías extramuros y Josefina, directora de Hospitales Comunitarios. Por acoso laboral, por violencia laboral en contra de mis compañeras y compañeros, en contra de nuestra dignidad, en contra de los actos de barbarie de la ex pasante Teresa Virginia”, escribió el médico para después rociarse gasolina y quemarse.

Los entrevistados indicaron que aquel miércoles 11 de marzo, el checador con huella digital no funcionaba, entonces el vigilante le anotó la hora de entrada al médico, posteriormente esto tenía que ser aprobado por la directora, para que cuando el aparato estuviera en orden, no se fuera con retardo, pues el médico había llegado puntual; sin embargo, dijeron que el médico fue en más de cuatro ocasiones a pedirle a la directora que le hiciera válida su hora de entrada, lo cual le fue negado rotundamente y en efecto se fue con retardo.“Por tu culpa, por el acoso laboral contra mí, contra mis compañeros. Perdónenme todos, perdóname Dios mío”, fueron las palabras del médico al momento que se quemaba, esto de acuerdo a lo que narraron los testigos


REPRESALIAS Y ACOSO

Trabajadores del Hospital Integral de Zacapala informaron a El Sol de Puebla que la directora, Ana Belén N, fue removida de su cargo, luego de que el odontólogo Samuel N. se prendió fuego como protesta ante el acoso laboral que presuntamente sufría por parte de ella, sin embargo, indicaron que la funcionaria ha comenzado a enviar mensajes vía WhatsApp a los trabajadores del nosocomio para que se sigan reportando con ella y que además habría tomado represalias contra el enfermero que auxilió al médico cuando se estaba incendiando.

Los entrevistados señalaron que la jefa de enfermera Josefina N. le anexó una nota mala al expediente del enfermero Raúl, con el argumento de que le levantó la voz a la directora, cuando él estaba apagando el fuego en el cuerpo del médico.

“Es falsa la acusación, estábamos varios cuando sucedió todo, el enfermero sólo auxilió al compañero apagándole el fuego y el químico fue quien le pidió a la directora que se retirara para que el médico se calmara, pues no dejaba de culparla por lo sucedido y ella sólo se dispuso a grabar con su móvil,” declaró.

También acusaron que, en los grupos de WhatsApp, la exdirectora sigue enviando indicaciones y pidiendo que se reporten cuando se sabe que la removieron de su cargo el pasado 13 de marzo.

Explicaron que, a casi un año de su llegada a este nosocomio, la directora siempre acudió solo dos días por semana, por lo que a través de mensajes y llamadas es como quería tener controlado al personal.

Aseguraron que hay muchas denuncias contra ella, pero que al momento no pueden ventilarlas, pero que lo están consultando directamente con el área jurídica del sindicato y sus abogados.


SUPERVISIÓN Y AMENAZA

Los compañeros de Samuel contaron que un día antes de que él se quemara, sucedieron hechos que lo podrían haber orillado a tomar la decisión.

“El 10 de marzo llegaron los de la Dirección de Atención a la salud. (DAS) a supervisar específicamente al odontólogo Samuel N, pues ahí se enfocaron y estuvieron más de tres horas, se entiende que fue a petición de la directora, lo cuestionaron sobre su desempeño y el médico expuso que su equipo de trabajo estaba casi inservible desde que hace meses, pero que la doctora Ana Belén, no le hizo caso, además agregó que estaba tomando terapias por el acoso que sufría de su directora”, refirieron.

Los trabajadores del hospital acusaron, además, que “el jefe de cirugías extramuros Uriel N y la directora de Hospitales Comunitarios Josefina N, de las DAS, en vez de apoyarlo le dijeron que todo tenía que ver con su actitud y que si continuaban las quejas lo mandarían a hospitales más retirados hasta que perdiera su trabajo por ineficiente”.

“La directora constantemente le ponía falta (por ir a capacitación) o retardos y sus descuentos iban de más de mil pesos por falta, pues siempre le negaba permisos, tanto para capacitación, como para su consulta o para atender los problemas de salud de sus padres y esposa”, manifestaron.

Todo lo anterior, dijeron que pudo haber sido la causa de la decisión del médico, quien –dijeron- estaba pasando por momentos difíciles, su mamá esta con diálisis, su padre también está delicado de salud y su esposa necesita una cirugía de corazón abierto, y él a más de tres horas retirado de su casa, encima su jefa inmediata y sus superiores lo amenazaron con cambiarlo a lugares más retirados.


PIDIÓ QUE NADIE LO AYUDARA

Dijeron que en el momento todos trataron de apoyar al médico, excepto la directora, quien además ordenó que nadie lo atendiera porque según ella estaban todos en shock, lo cual fue recriminado por los demás, quienes cuestionaron que, si ellos no lo apoyaban, quién lo haría.

“Se le pidió a la directora que dejara de grabar, pero su respuesta fue que ella era la máxima autoridad y nadie podía cuestionarla. Incluso a un médico le dijo: «tú no eres nadie para decirme lo debo de hacer», siguió grabando hasta que una compañera se le puso enfrente para tapar la cámara, pero aun así ella continuó con lo mismo desde un lugar más retirado”, relataron los trabajadores.

Los testigos agregaron que sus compañeros lo canalizaron y le aplicaron analgésicos, pero aun la directora se oponía a que lo trasladaran, pues dijo que se iría hasta que ella hiciera la hoja de referencia, lo cual fue ignorado y se lo llevaron de inmediato, directo a un hospital de la capital.

Los trabajadores y amigos del médico, informaron que el estado de salud del médico es crítico, le han colocado catéter para suministrarte los medicamentos, porque por las venas ya es imposible por las quemaduras.