Clima:

lunes, 1 de junio de 2020

En Atoyatempan supervisan comercios que venden bebidas alcohólicas.






Con el objetivo de prevenir y cuidar de la salud de los ciudadanos, este fin de semana el ayuntamiento de Atoyatempan, clausuró un establecimiento donde se vendía alcohol de dudosa procedencia de llenado manual y sin los sellos originales, sobre todo botellas de Rancho escondido. 


Lo anterior derivado de la muerte de dos personas por ingesta de alcohol adulterado, hace ocho días y que a nivel estado suman ya decenas de decesos por esta misma causa. 


Previo a la recomendación por parte del ayuntamiento, de no vender bebidas alcohólicas, la autoridad municipal realizó una supervisión en los establecimientos para verificar que no se vendieran estos productos. 


Como resultado, se clausuró un establecimiento donde encontraron venta de licor, con varias irregularidades entre ellas que era de venta a granel, con sellos más colocados y botellas mal selladas, principalmente de la marca Rancho escondido. 


Cabe recordar que hace unos días, dos personas fallecieron de acuerdo a sus actas de defunción, por intoxicación de alcohol, el cual habían comprado a granel en una tienda de abarrotes del municipio.

A través de redes sociales se hizo la denuncia de que los comercios del municipio continuaban con la venta de bebidas alcohólicas.

El edil, Abel Gámez Velez, recomendó a los ciudadanos evitar el consumo de estas bebidas, sobre todo cuando son de dudosa procedencia, a granel o con sellos mal colocados. Asimismo pidió que denuncien a quienes continúen con la venta de alcohol en el municipio.