Clima:

domingo, 12 de julio de 2020

A martillazos reabren la presidencia de Mimiahuapan


A martillazos reabren la presidencia de Mimiahuapan


El grupo de inconformes dejó en claro que hacen responsable a la autoridad municipal de cualquier enfrentamiento que se gener


Con apoyo de la Guardia Nacional, personal de Gobernación, encabezado por Jorge Márquez Osorio y el presidente municipal de Molcaxac, Félix Huerta Medel, abrieron a martillazos la presidencia de la junta auxiliar de San Andrés Mimiahuapan que lleva año y medio cerrada, por el conflicto postelectoral.

Esto derivó momentos de tensión y la gente empezó a perifonear para que la población se acercara a la presidencia, no obstante, por órdenes del acalde, elementos de la Guardia Nacional, acudieron a silenciar los aparatos de sonido.

Aunque se reunieron alrededor de 100 habitantes del grupo de la oposición quienes acordaron no enfrentarse y guardar la calma, para evitar ser detenidos.

En entrevista, Javier Osorio, uno de los habitantes, acusó que los representantes de gobernación y el alcalde violaron los acuerdos al abrir la alcaldía, sin que el edil iniciara las obras como se acordó en la minuta.

“El representante de Gobernación, llegó de manera prepotente junto con el edil y advirtieron que abrirían a como dé lugar la presidencia, pues reclamaron que en redes sociales no se debió publicar la minuta de acuerdo donde los exhibía por no haber cumplido”, declaró.

Y es que agregó, que a casi cuatro meses de que personal de la Dirección General de Gobierno y el edil se comprometieran a dar seguimiento en la reapertura del Registro Civil de la junta auxiliar de San Andrés Mimiahuapan, e iniciar con la ejecución de obras públicas, a la fecha no habían cumplido.

Esta corresponsal cuenta con copia de la minuta que se firmó el pasado 23 de marzo del año en curso, donde las autoridades y un grupo de vecinos, acordaron reabrir la oficina del registro civil y se especificó que el encargado fuera una persona ajena al Ayuntamiento y al grupo opositor, también que el munícipe realizaría obras públicas, entre ellas la de un pozo.

Sin embargo, los habitantes, señalaron que tanto los funcionarios tanto estatales como municipales, al abrir con un martillo la presidencia auxiliar, dijeron que se rompe todo acuerdo y además llevaron una persona del Ayuntamiento para atender el registro civil.

Derivado del conflicto poselectoral en esta junta auxiliar, tanto la presidencia auxiliar como el registro civil están cerrados desde hace año y medio y los habitantes acusaron al alcalde, de no ejecutar ninguna obra pública.

El grupo de inconformes, dejaron en claro, que hacen responsable a la autoridad municipal y a los representantes del gobierno, de cualquier enfrentamiento que se genere al haber abierto las oficinas de manera violenta.

Lamentaron que el gobernador del estado Miguel Barbosa Huerta, recurra a utilizar la fuerza pública, cuando ya había un acuerdo y sus representantes lo violaron.

Fuente El Sol de Puebla.