Clima:

martes, 29 de junio de 2021

Cual es el origen de los alebrijes, la artesanía mexicana a la que Google rindió homenaje






Los alebrijes son figuras que se componen por una mezcla de la fisionomía de animales reales y fantásticos, son muy coloridos y en conjunto se obtiene como resultado una criatura con características únicas.


Estas artesanías son propias del estado de Oaxaca y su creador fue Pedro Linares López, residente de la Ciudad de México cuyo oficio era la cartonería y la venta de calaveras, Judas y piñatas en el Mercado de la Merced.

La idea de la creación de estos maravillosos seres llegó en la década de 1930, cuando se le presentaron a Linares durante una fiebre que casi termina con su vida, hay quienes aseguran que Don Pedro fue tomado por muerto durante su enfermedad y se levantó en pleno velorio con la idea ya en mente de los alebrijes.

Gracias al documental de Judith Bronowski sobre estas artesanías, fue como ganaron fama internacional en 1975, aunque en éste no se profundizara sobre ellos, Linares sólo mencionó que la idea de los alebrijes surgió como parte de una “revelación”.


En la década de los ochenta, Manuel Jiménez Ramírez, un artesano de San Antonio Arrazola, mezcló la tradición oaxaqueña del tallado de “monos” en madera de copal con las obras de linares y esto, dio como resultado el origen al alebrije oaxaqueño.




¿Dónde encontrar alebrijes en México?

Si bien estas figuras se pueden encontrar en casi cualquier tianguis o mercado del país, hay lugares en donde destaca más el trabajo de algunos artesanos.

En la Ciudad de México varía la forma en que se elabora, pues suelen hacerse de papel maché y alambre, mientras que en Oaxaca, se hacen a base de madera.


En este punto tan entrañable de la capital del país es muy fácil encontrar todo tipo de artesanías, desde ropa hasta alebrijes con una variedad en precios también.

Ubicación: Avenida Balderas y Plaza de la Ciudadela Col. Centro delegación Cuauhtémoc. CDMX

Horario: Lunes a sábado de 10:00 am a 6:00 pm, domingos de 10:00 am a 6:00 pm horas.

San Martin Tilcajete, Oaxaca

En este pequeño poblado a menos de media hora de la ciudad de Oaxaca, se encuentran muchos de los talleres de alebrijes más importantes en México en un lugar famosos por su carnaval.

En el centro del pueblo, hay una feria en donde varios artesanos se reúnen para vender sus piezas las cuales, no son tan comunes como las que se encuentran fácilmente en cualquier lugar, éstas llegan a ser más elaboradas y con diseños más llamativos.

En los talleres de San Martin Tilcajete hay piezas sencillas de menos de mil pesos, hasta auténticas obras de arte que superan los veinte mil pesos.

San Antonio Arrazola, Oaxaca

A las afueras de Oaxaca, se encuentra esta población por la que se llega por un camino muy largo de un sólo carril y fue aquí donde se dio el boom de los alebrijes hace casi cuarenta años.

Aquí se pueden encontrar piezas más baratas que en San Martín o similares a las que se encuentran en otros mercados del estado, sin embargo, hay también algunas más detalladas.

Querétaro

En el centro de Querétaro se encuentra “el pasaje de los hippies”, en el cual se venden una gran cantidad de artesanías, así como el Mercado de Artesanías de Tequisquiapan, cuya producción tiene su origen en las poblaciones indígenas otomíes y chichimecas que habitaban esta región.

Costo de un alebrije

El precio va a depender mucho de sus características, como el material, tamaño y tiempo de fabricación, con $20 pesos es posible comprar varios alebrijes pequeños en un mercado, pero los más caros suelen ser los más grandes y que se fabrican en Oaxaca, por ser la cuna de estas fantásticas criaturas y pueden llegar hasta el millón de pesos.