Clima:

miércoles, 5 de enero de 2022

¿Desde dónde hay complicidad de lo que sucede en el Cereso de Tepexi?.

“Eukid Castañón, salió de su celda el pasado viernes 31 de diciembre después del pase de lista de las 19 horas, acompañado de tres custodios con el argumento de llevarlo al hospital, de ahí no se supo ni de él, ni de los custodios, hasta las primeras horas del lunes que se filtró en los medios de comunicación que este personaje estaba desaparecido, luego el directivo del Centro de Reinserción y el comandante “Carrasco”, salieron a prisa con dirección a Ixcaquixtla y después de unos minutos regresaron y todo volvió a la normalidad, Ekuid ya estaba en su celda” Es lo que se comenta entre el personal del Cereso de Tepexi.

Muy acertada la información que se dio a conocer en un medio digital, que el ex titular de la contraloría estatal en el sexenio de Moreno Valle, habría salido del penal de Tepexi, a través de un “permiso” que le pudo costar hasta 2 millones de pesos aproximadamente, para pasar las fiestas de fin de año con su familia.

Sin embargo una vez que este tema se salió de control, Eukid Castañón Herrera, tuvo que aparecer, como si nunca se hubiera movido de su celda, para aparentar que todo estaba normal y que los medios sólo especulaban; aunque ahora no sólo eran los medios, sino los propios custodios y demás personal del Cereso, a quienes también les convendría pedirles no “especular”.

Y para ello, a los custodios que tuvieron contacto con Castañón Herrera, se les mandó de vacaciones y así evitar ser interrogados , aunque si quisieran aclarar todo, los mandarían a llamar con el engaño de tomar una capacitación, práctica que ya se ha utilizado en otras ocasiones en este mismo sitio para hacer algunas detenciones de custodios de manera arbitraria.

Pero claro está que todo será negado, como de los privilegios que gozan los internos que tienen mejores posibilidades económicas, como es el caso del personaje principal en esta ocasión, quien tiene la fortuna de tener una regadera eléctrica, a su alcance un televisor de 40 pulgadas y quizás más privilegios que por ahora no se pueden detallar.

Sin contar que los celulares, son un gusto que quien sea que pague 5 mil pesos, más el costo del equipo puede tenerlo, las drogas, y todo lo que se comercializa y pasa en este lugar, podrá decirse que no será comprobado, porque como debe ser, antes de un operativo se pasa a recoger todo lo que no está permitido tener.

Lo que no contaban es que los testimonios no los pueden recoger, en cambio un periodista sí.

“Las cosas por su propio peso caen y lo que pasa en el Cereso de Tepexi, ya casi es insostenible”.