miércoles, 28 de junio de 2017

#EsDeMuyBuenaFuente: De shopping por la 46

Es toda una expedición.

Arriesgar la vida, como un gran aventura.

Fui a un lugar que el alcalde Luis Banck Serrano o el Secretario de Seguridad Pública Jesús Morales Rodríguez, conocen sólo a través de leyendas, historias y la prensa.


Me fui de shopping

¡¡¡Fuí a la 46 poniente!!! De la cuatro veces heroica ciudad de Puebla.

El outlet más completo, seductor, maravilloso, económico, surtido, chic, vanguardista, folklórico y al alcance de todos: chicos y grandes; los papás de los niños y los papás de los papás de los niños.

Ahí no hay distinción de clases sociales, raza, nacionalidad, credo o sexo. Todos somos iguales.

Cuenta con todos los servicios. Además del shopping tradicional, tiene su zona de bares donde puedes beber toda una gama de bebidas preparadas o hasta un simple cerveza.

Se trata del centro de mixiología Oxxo (11 norte y 46 poniente), tienda a la que por cierto ¡nunca han asaltado!

Al fin que allá la policía ni pasa y si pasa, nada pasa.

Es impresionante la impunidad y lo peor, la complicidad de las autoridades.

Bueno, seré benevolente: la incapacidad de las autoridades.

Una tarde de verano arribé vía la 11 norte, después de transitar por el campo minado: mercados la Unión e Hidalgo.


¡Y sobreviví!

Usted no necesita viajar horas ni pasar por desagradables momentos de incomodidad. Llegar a la 46 poniente es muy fácil: en auto o transporte público ¡Y a tan sólo un paso del centro histórico!

El caso es que todo lo robado en materia de autopartes está ahí.

El último grito de la moda.

Me sentí como en un outlet gringo, éste de autopartes.

Es como ir a Orlando, NY, San Antonio, McAllen, etc.

Todo lo robado en las narices del alcalde Banck, está ahí.

Pero bueno, dejemos que siga impulsando su Bachetón; y que el Secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales estrene su uniforme de “poli”.

Que para eso cobran.

Nota: Esta columna estará ausente por unos días. Si me lo permiten regreso el próximo día 6, con historias de ex presidentes del PRI.


El Verdugo

Antes la policía controlaba a los jefes de la mafia, y los mexicanos éramos felices. Hoy es al revés. El Verdugo dice: y los mexicanos somos infelices.

Es todo por hoy.