martes, 20 de febrero de 2018

Damnificados de Coatzingo denuncian que Bodega de Materiales "Tepexi" les cobra comisión de 20 por ciento

Foto: Facebook
Reportaje completo publicado en la Jornada de Oriente
Publicado por Kara Castillo
  • Reconstrucción, en medio de alza de precio
  • Bodega Materiales “Tepexi”, en San Sebastían Tepexi de Rodríguez, cuya tarifa por la atención es 20 por ciento, que se suma al monto total de la venta.
La situación más cruda registrada en la reciente visita por este diario a la Mixteca correspondió Zaragoza en Coatzingo, ranchería con 108 viviendas de las cuales 77 fueron declaradas con daño total y 31 con daños parciales.

En el escenario parecido a una imagen de posguerra, cada historia constituye un drama, uno mayor que el anterior. A cinco meses no hay nada en pie, las tareas de reconstrucción se hacen difíciles en medio de montos nulos o incompletos en las tarjetas; disparó el precio de material y mano de obra, además del pago de comisión a distribuidoras como la Constructora San José, ubicado en carretera Internacional Izúcar de Matamoros, que cobra 12 por ciento extra por el servicio a damnificados, o la Bodega Materiales “Tepexi”, en San Sebastían Tepexi de Rodríguez, cuya tarifa por la atención es 20 por ciento, que se suma al monto total de la venta.

El monto depositado en las tarjetas de Bansefi para apoyo a damnificados por 120 mil pesos repartidos en dos plásticos varió considerablemente entre la población. Primitiva Elena Miranda, con el folio 80938 por daño total a su vivienda, logró una compra de 38 mil pesos, cuando intentó hacer un segundo cargamento de material le informaron que ya no tenía dinero disponible.

Pedro Miranda con el folio número 80939 dispuso de solo 40 mil pesos en la tarjeta, ante la insuficiencia del recurso tuvo que recurrir a un préstamo de 60 mil pesos cuyos intereses en unos meses rebasarán el monto solicitado. Él no sabía que el recurso económico sería diferido en varias cantidades durante el programa de reconstrucción.

Tiburcio Moreno Merino, con el folio 80550, adulto mayor ha comenzado él mismo la reconstrucción, después de saber que la mano de obra de albañiles se ha cotizado en 500 pesos por día y un asistente en 300 pesos.

La mayoría de los entrevistados revelaron que no han tenido ayuda de autoridades de municipales; al contrario, han tenido que comprar materiales regionales, el viaje de arena, por ejemplo, se tasa en 500 pesos a la población que se ha empobrecido y endeudado en medio de la reconstrucción.

Existen en la comunidad personas que ni siquiera han empezado los trabajos, como Antonia Barrales, cuya tarjeta bancaria que le fue entregada por daño total de su vivienda no tuvo fondos. Para hacer los trámites engorrosos tiene que interrumpir su vida en un campamento que puso junto a su vivienda desde ese 19 de septiembre de 2017. A cinco meses no ha podido resolver nada.



Leer el reportaje completo en La Jornada de Oriente:

Pueblos dañados por el S–19, censados y borrados de padrones de la Sedatu