martes, 12 de junio de 2018

¡Cabildo de Ixcaquixtla lleva un año sin sesionar! Edil gobierna desde su casa


Carmen Flores/Ixcaquixtla
  • La Dirección General de Gobierno citó al alcalde y a los regidores en dos ocasiones, sin que asistieran al llamado
Un año sin realizar sesiones de Cabildo y más de un mes sin presentarse en la alcaldía, así continúa gobernando desde su domicilio el edil Tomás Romero Reynoso.

Después de que cuatro regidores y la síndica municipal hicieran constantes cuestionamientos al alcalde sobre las obras, montos, falta de cabildos, malos manejos de recursos públicos y por ello solicitaran la intervención de la Dirección General de Gobierno, el munícipe no se volvió a parar en la alcaldía.

Además de que el edil no se ha presentado en la alcaldía desde el pasado 7 de mayo, cuando también mandó a cerrar la Tesorería municipal despidió a la tesorera y al contador, sin ninguna justificación, y se llevó lo que resguardaba dicha oficina para poder disponer de los recursos desde su casa.

Derivado de lo anterior la Dirección General de Gobierno (DGG), citó, hace una semana, al alcalde y a los regidores, en dos ocasiones, sin que en ninguna el edil atendiera el llamado.

Sin embargo, la SGG nuevamente citó a los regidores y al alcalde a tomar acuerdos el próximo jueves en Casa Aguayo, con la presencia del director general del Gobierno, Luis Carlos Migliavacca.

En entrevista con el regidor Ricardo Márquez Larios, se comentó que las cosas en la alcaldía continúan aparentemente con normalidad, pese a la ausencia del edil.

El edil manda a pagar la nómina, con personal de su confianza, y los demás asuntos se los encarga al secretario general, Agustín Mendoza, “quien también nos aseguró que el presidente no se presentará más en la alcaldía, sin decir el motivo", refirió el regidor.

Además, reconoció que la Dirección General de Gobierno le ha dado seguimiento a la denuncia que han hecho los cinco regidores sobre la problemática que se vive en el ayuntamiento, y por ello los citó nuevamente.

Ricardo Márquez dijo que espera que esta vez sí acuda el alcalde y responda acerca de cómo ha gobernado este último año, es decir, sin que se hayan tomado acuerdos y excluyendo a la mitad del cabildo.

“Se cumplió un año de que el edil no ha convocado a sesionar; un mes de no aparecerse en la presidencia, además de que realiza movimientos de los recursos públicos, como es del ramo 33, sin consultarlo con nadie, como si fuera autónomo”, declaró el concejal.

Durante estos cuatro años de gestión han sido constantes las denuncias de cinco regidores sobre la falta de transparencia en los recursos así como de obras con costos inflados y de pésima calidad.

Además de que los tres últimos informes anuales de labores que ha rendido el alcalde, Tomás Romero, han sido sin la aprobación de la mitad del cabildo.