jueves, 21 de junio de 2018

“Se nos quitó una gran ilusión” y “el sustento de la boca para otros fines”: Banda Sinfónica Mixteca

Entrevista publicada en Aristegui Noticias
Gaudencia Vargas Ortiz
  • "Le eché alma, vida y corazón pero desgraciadamente ese sueño solo duró ocho años", señaló Pascacio Arriaga, uno de los ex integrantes de la agrupación.
Al cancelar el presupuesto para la Banda Sinfónica Mixteca de Puebla, el gobierno le quitó a sus 46 integrantes sus ilusiones, sus sueños y el sustento de su familia. 

En entrevista para #AristeguiEnvivo, Pascacio Arriaga, ex integrante de la banda, recordó que a sus 27 años dejó su trabajo en el estado de Guerrero para integrarse a este proyecto musical.

“Cuando se recién inició la Banda Sinfónica Mixteca hicieron una convocatoria, se reunieron más de 400 músicos para contratar 46, pues era un sueño totalmente hecho realidad y alcancé calificación para entrar… Dejé mi trabajo, me puse a trabajar con ellos le eché alma, vida y corazón pero desgraciadamente ese sueño solo duró ocho años y nos dijeron ‘hasta aquí se acaba’.

“A veces uno se pone a pensar cómo hay gente que detrás de un escritorio decide por cosas tan importantes como lo que nosotros hacíamos. A nosotros se nos quitó la ilusión, el sustento de la boca para otros fines“, comentó.

Aunque el músico aclaró que no tiene nada en contra de las Orquestas Esperanza Azteca, del empresario Ricardo Salinas Pliego, no entiende cómo, por un lado, están impulsando a casi 90 agrupaciones infantiles cuando, por otro, están eliminando proyectos como la Banda Sinfónica Mixteca.

“No tiene caso, a nosotros nos quitaron una gran ilusión, era nuestro sueño, pero aún así no nos quitaron nuestras ganas. Seguimos tocando en las bodas, en los pueblos, en las fiestas patronales, ahí es donde nos ocupan. Cuando nosotros teníamos un sustento en la Banda Sinfónica Mixteca esos trabajitos eran extra, ahora eso se volvió lo principal para el sustento de la casa”, mencionó.


Por su parte, Eloy Domínguez, el ex timbalista de la banda coincidió en que “era un sueño hecho realidad” pero no duró mucho.

“Nosotros nos sentíamos contentos, felices, al estar en nuestra tierra, con nuestra gente y nuestra música, dando alegría en las almas y los corazones de todo el estado y era un sustento para nuestras familias, era una entrada económica a nuestra comunidad, era muy grande el sueño que teníamos pero por el mal gobierno se nos destruyó”.

El músico compartió que cuando recibió la noticia pensaba que no era cierto y que los volverían a llamar, lo cual nunca pasó.

“Cuando me acuerdo de ese día siento melancolía, tristeza e impotencia, al escuchar esa noticia que nos dio a conocer el director, se nos cortaba la voz, fue muy doloroso, no podíamos mirarnos a los ojos, todos agachados y tocando con tristeza, fue algo muy triste, muy lamentable“, añadió.

Para Domínguez fue injusto que les quitaran el presupuesto. “No tenemos nada en contra de las orquestas de los niños, porque son nuestros compañeros, a los maestros que les dieron trabajo son algunos conocidos y paisanos de nosotros, amigos y familiares, pero lo vimos mal de quitarnos el pan de la boca a nosotros para dárselo a ellos, más que nada, no era la manera de hacerlo”.


Al presentar la tercera parte de la investigación realizada por la periodista Carmen García Bermejo y Quinto Elemento Lab, El pueblo mixteco al que TV Azteca le robó el alma, Ignacio Rodríguez Reyna recordó que esta orquesta estuvo integrada por más de 40 músicos profesionales de San Felipe Otlaltepec, en la Mixteca Alta de la Sierra de Puebla, pero en 2016 el gobierno estatal de Rafael Moreno Valle, y el federal, les cancelaron el presupuesto de tres millones 100 mil pesos al año.

El periodista explicó que esta serie de reportajes tienen la finalidad de mostrar cómo las decisiones del gobierno “impactan en la vida de las personas y las comunidades”.

A continuación la entrevista completa: