Clima:

martes, 19 de junio de 2018

Versión estenográfica del Director General de Conagua, durante la conferencia de prensa sobre Decretos de Reserva de Agua


Presentador: Gracias por haber asistido a esta convocatoria, esta conferencia de prensa en la cual hablaremos sobre las reservas de agua y para ello el Director General de la Conagua, Maestro Roberto Ramírez de la Parra, por favor.

Roberto Ramírez de la Parra (RRP): Buenas tardes a todos, gracias a todos los medios de comunicación que nos acompañan el día de hoy.

Hemos decidido convocar a esta conferencia de prensa, derivado de las mentiras que se han venido diciendo a través de actores cuyo único objetivo es buscar desorientar a la población y buscar obtener un beneficio de carácter político-electoral en estas épocas que estamos viviendo en nuestro país.

Quiero iniciar diciendo que la emisión de los decretos de reservar no cambia la naturaleza del agua como un bien nacional, tal como lo establece el artículo 27 de nuestra Constitución y nuestra propia Ley de Aguas Nacionales, por lo tanto, el agua no se privatiza con estos decretos de reserva de agua.

Es mentira esta situación, como también lo fue, en su momento, el que presentaría el Ejecutivo una ley, durante este año, para efectos de llevar a cabo este tema de la privatización del agua y que, en su momento, dijimos claramente, y lo vuelvo a reiterar, que el Gobierno de la República no presentará ningún tipo de iniciativa de Ley General de Aguas que busque de ninguna manera privatizar el agua, así como tampoco se hizo a través de la emisión de estos decretos de reserva de agua.

Los decretos de reserva de agua tienen como objetivo primordial y voy a leer la Ley de Aguas Nacionales exactamente en su artículo 41, que establece las únicas posibilidades para las cuales se puede emitir un decreto de reserva de agua de acuerdo a la ley:

“Artículo 41: El Ejecutivo Federal podrá declarar o levantar mediante decreto, la reserva total o parcial de las aguas nacionales para los siguientes propósitos:
Uso doméstico y uso público urbano.
Generación de energía eléctrica, para servicio público.
Garantizar los flujos mínimos para la protección ecológica, incluyendo la conservación o restauración de esquemas vitales.

La autoridad del agua tomará las previsiones necesarias para incorporar las reservas a la protección hídrica regional y nacional. Con ello, quiero decir que la ley solamente le permite, al Ejecutivo Federal, poder decretar reservas de agua para estos tres fines, en este caso en particular, se decretó para dos fines: el abastecimiento de la población, el uso público urbano y doméstico y, número 2, para la protección ecológica, para la parte medio ambiental correspondiente.


Este tema no es un tema que haya nacido en este año 2018. En el Plan Nacional Hídrico, que tiene la Comisión Nacional del Agua, desde principios de esta administración establecimos claramente nuestra meta para el tema de las reservas de agua y cito textual: El Plan Nacional Hídrico de la Comisión Nacional del Agua que se emitió a principios de esta Administración.

El objetivo es el número 2 y el objetivo es incrementar la seguridad hídrica ante sequías e inundaciones. Para identificar las reservas de agua potenciales de agua se trabajó en tres escenarios de decisión denominados valoración lineal, árbol de decisiones y valoración ponderada, a través de la comparación de resultados y el ajuste de criterios de estos tres escenarios, se identificaron 189 unidades de gestión, que son cuencas, en este caso, con características favorables para su decreto como reservas potenciales de agua en tres niveles de factibilidad; 19 cuencas con factibilidad muy alta, 54 con factibilidad alta y 116 con factibilidad media.

Estas 189 unidades de gestión, cuencas, se ubican en 31 de las 37 regiones hidrológicas, es decir en 84 por ciento de todas las cuencas y, en la mayoría de los casos, tiene una relación evidente con áreas naturales protegidas, es decir el objetivo primordial desde el primer día de esta administración fue decretar estas reservas de agua, principalmente para el tema medio ambiental y posteriormente decidimos incluir el tema del uso doméstico para la población y poder reservar el agua para las generaciones futuras.

El procedimiento correspondiente para los decretos no inició el 5 de junio de 2018, como falsamente se ha dicho; el 7 de julio del año 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la disponibilidad del agua en todo el país; es decir, desde julio del año 2016, publicado en el Diario Oficial de la Federación, establecimos donde, de acuerdo a estudios técnicos, había disponibilidad de agua para poder ser utilizada.


Lo que sucede cuando tenemos disponibilidad de agua son varias variantes: la primera, la posibilidad de concesionarla; la segunda, si existe una veda, poder quitar la veda o tener que quitar la veda, en virtud de que ya hay una disponibilidad para poder concesionarla, y número tres, poder optar por el tema de la reserva de agua.

La Comisión Nacional del Agua optó por un procedimiento de reserva de agua buscando dos objetivos primordiales: garantizar el agua para las siguientes generaciones en el uso público y el uso doméstico, y número dos, garantizar el agua para el tema medio ambiental.

¿Por qué el tema medio ambiental es tan importante? Porque las principales fábricas de agua son nuestros bosques. En la medida que garanticemos el agua para la parte medio ambiental es en la medida que vamos a poder garantizar que tengamos el futuro del agua en la parte del uso doméstico. Esa es la razón por la cual decidimos optar por estas dos opciones en el tema de las reservas de agua correspondientes.

Realizamos entonces, de acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales, los estudios técnicos justificativos que nos permitieran hacer las reservas de agua, los cuales también fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación y ahí se estableció, en estos diarios oficiales de la Federación, a través de los estudios técnicos justificativos que íbamos a buscar la reserva de agua para estos dos fines primordiales.

Los estudios técnicos justificativos se publicaron, entre otros días, el 20 de julio de 2017, el 4 de septiembre de 2017, el 28 de julio de 2017, el 7 de junio de 2017 y el 7 de febrero de 2018, entre otras fechas; es decir, desde ese momento establecimos que la disponibilidad de agua que se había publicado en julio de 2016, tenía como objetivo reservarla para estos dos objetivos, es decir desde el año 2016, disponibilidad, desde el año 2017, el objetivo de la reserva.

Y, ¿para qué era la reserva? Que además es lo único que permite la Ley de Aguas Nacionales Correspondientes.

Para realizar este estudio técnico justificativo y poderlo publicar en el Diario Oficial de la Federación es necesario, de Acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales, pasar por los consejos de Cuenca. Los consejos de Cuenca son la representación social en los temas del agua. En los consejos de Cuenca está contenida la representación de los tres niveles de Gobierno, pero también está contenida la representación de los usuarios del agua, así como de las organizaciones de la sociedad civil.

El 6 de diciembre de 2016, el 24 de noviembre de 2016, el 17 de febrero de 2017 y el 26 de abril de 2017, entre otras fechas, se aprobó en los senos de los consejos de cuenta los estudios técnicos justificativos que buscaban, como objetivo, reservar el agua disponible que se había publicado en julio de 2016, con dos objetivos: el uso doméstico y el uso medio ambiental, como lo he venido repitiendo constantemente.

Una vez que tuvimos la justificación de los consejos de cuenca, y después de ello publicamos los estudios técnicos justificativos en el Diario Oficial de la Federación, hicimos el proyecto de decreto correspondiente para efectos de llevar a cabo, precisamente, las reservas de agua, para eso fue necesario también elaborar una manifestación de impacto regulatorio e ir a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria a efecto de que en su página de internet se publicara el decreto correspondiente para efecto de que después pudiera ser suscrito por el Ejecutivo Federal.

Es decir, que a principios de este año 2017 se publicó en la página de internet de la COFEMER el decreto correspondiente de reservas de agua, no el 5 de junio o el 6 de junio, en el Diario Oficial de la Federación, es decir, de acuerdo a la propia normatividad esto se conoce desde la disponibilidad de julio de 2016 hasta la publicación de los decretos en la página de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria ya claramente en qué es lo que suscribiría el Ejecutivo en los siguientes meses, de acuerdo a lo que habíamos establecido como una política pública que lo que buscara es cuidar el agua para las siguientes generaciones.

Yo quisiera decir que lo que se está diciendo en este momento por diversos actores, como les decía yo, con interés de carácter político-electoral, es mentira, porque sería contradecir nuestro régimen de Aguas Nacionales que está contenido en el Artículo 27 Constitucional desde 1917, no a través de un Decreto de Reserva de Agua publicado en el Diario Oficial de la Federación del 6 de junio de 2018.

El Artículo 27 Constitucional, desde su origen en 1917, estableció a la concesión como un mecanismo para el uso, aprovechamiento y explotación de los bienes nacionales, incluidas las aguas nacionales y, a partir del 21 de abril de 1945, el párrafo quinto de dicho Artículo se consolida en nuestro sistema jurídico, lo que conocemos como el Régimen Concesional de las aguas nacionales, así como la posibilidad de poder imponer modalidades o limitaciones para su aprovechamiento, en este caso en particular las reservas de agua correspondientes.

A lo largo de los diferentes ordenamientos jurídicos que tutelaron el uso y el aprovechamiento de las aguas, desde la Ley de Aguas Nacionales de jurisdicción federal de 1910 se establecieron diferentes figuras o mecanismos como boletas, permisos precarios, dotaciones ejidales, entre otros rubros, a través de las cuales se permitía o reconocía el uso de las aguas nacionales que a partir del 1º de diciembre de 1992, fecha en la que se publica la Ley de Aguas Nacionales reglamentaría nuestro artículo 27 constitucional en materia de agua y que se establece como única figura jurídica para el aprovechamiento de las aguas nacionales y de sus bienes públicos inherentes a la concesión.

En la elaboración de todos estos estudios técnicos justificativos de los decretos de agua correspondientes tuvimos como colaboración y asesoría al World Wildlife Fund, que la institución, organización no gubernamental más importante desde el punto de vista medioambiental del mundo, la más reconocida a nivel mundial y que es quien nos ayudó, precisamente, a determinar qué era lo mejor desde el punto de vista medio ambiental para poder hacer estar reservas de agua correspondientes.

Hay que decir que con estas reservas lograremos que en esas regiones podamos reservar el agua suficiente para mantener el desarrollo de los ecosistemas y el abastecimiento de las necesidades básicas de la población de las siguientes generaciones y durante los próximos 50 años, reconociendo a la par, y por primera vez, al medio ambiente como un usuario fundamental de nuestras aguas nacionales y como el principal fabricante del agua en nuestro país a través de los bosques.

Como un ejemplo de lo que se hizo en estas reservas de agua destaca la cuenca hidrológica del Grijalva-Usumacinta, la más caudalosa de México, en donde se conserva la vocación ambiental de la cuenca al reservar el 93 por ciento de los escurrimientos superficiales, con lo que se protege a la Selva Lacandona, la cual conocemos y reconocemos como nuestro patrimonio, como el principal pulmón de México y, sin duda, como nuestra principal fábrica de agua; el 93 por ciento del agua que escurre está reservada para no poderse concesionar y dedicarse exclusivamente al tema medioambiental correspondiente.

En conclusión, estos decretos no afectan los derechos de los actuales poseedores de títulos de concesión, antes bien, la reserva se considera como un nuevo usuario.

La reserva de agua que se publicó mediante estos diez decretos en ningún momento significa que el volumen de agua se libera y se concesionará al mejor postor, lo cual es totalmente falso.

El volumen de agua que amparan los diez decretos se reserva para el futuro, esto significa que ese volumen no se puede otorgar en concesión ya que servirá para preservar el medio ambiente y para poder garantizar el agua para consumo humano a millones de mexicanos que aún no nacen.

Este es el verdadero espíritu de los decretos publicados. La misión de los decretos no cambia la naturaleza del agua como un bien nacional, por lo tanto el agua no se privatiza.


Quiero dejar muy en claro que esta política pública que hemos llevado a cabo en la Comisión Nacional del Agua, el Gobierno de la República es una política pública trascendental, muy probablemente la más importante de toda la administración del Presidente Enrique Peña, es decir, lo que estamos haciendo es exactamente lo contrario de lo que se está diciendo, es cuidar el agua para el futuro, es reservar el agua para que no se concesione y aprovechar la disponibilidad que en base a estudios se determinó en julio de 2016, precisamente para poder abastecer a la población.

Estoy a sus órdenes para cualquier pregunta.

Presentador: Muchas gracias, señor Director.

Iniciamos la ronda de preguntas con Fanny Miranda, de Grupo Milenio.

Fanny Miranda: Gracias, buenas tardes.

¿Quisiera que nos precisara cuántas reservas son, en cuántas cuencas y también saber cuántos consejos de cuenca existen, si hay uno por cada cuenca, si se tomaron en cuenta todos estos y también conocer cuál es la calidad del agua? y saber si estas reservas son solamente para aguas superficiales o también para aguas subterráneas y ¿cuál es el estimado de la cantidad de agua que se tiene contemplada?

Además de saber si, como en el caso de las áreas naturales protegidas se van a emitir los planes de manejo para estas reservas, que nos dice que la mayoría están ligados a las ANP’s.

RRP: Miren, son en total 10 decretos de reserva de agua, la subregión o sistema correspondientes son 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 subsistemas o regiones. En total se reservan 169 mil 913 millones de metros cúbicos para tema medio ambiental y para la parte del público urbano o uso doméstico, se reservan un millón 366 mil 268 millones de metros cúbicos de agua correspondiente en estas reservas de agua correspondientes.

Hiciste una pregunta al final, ¿cuál fue la última?

Ah, las cuencas, acuérdense que nosotros tenemos 13 organismos de cuenca correspondientes y lo que hicimos fue pasarlos por los consejos de cuenca en donde pudiera haber algún tipo de intervención, porque la cuenca en donde estamos reservando el agua correspondiera a organismos de cuenca y en este caso al Consejo de Cuenca correspondiente.

Fanny Miranda: ¿Todas las cuencas tienen su Consejo de Cuenca?

RRP: Correcto.

Fanny Miranda: ¿Todas las cuencas?

RRP: Todas.

Fanny Miranda: ¿Y al tratarse de una reserva de agua, también se va establecer un plan de manejo ambiental como es el caso de las áreas naturales protegidas?

RRP: Es correcto.

Precisamente por eso hacemos estos decretos de reserva, con el objetivo de poder respetar el caudal para que corra en los ríos, o sea, cómo funciona el tema de las reserva de agua, lo que se tiene que hacer es no tocar el agua para que pueda correr en los ríos, hay que recordar que este es una agua principalmente de carácter superficial, entonces lo que estamos buscando es precisamente que los escurrimientos que hay derivado de las precipitaciones que hay en nuestro país, puedan correr libremente por los ríos, precisamente para que puedan abastecer a la parte medio ambiental de las zonas, principalmente en las áreas naturales protegidas.

Lo que estamos buscando es que las áreas naturales protegidas, no se utilice el agua para ninguna otra cosa que solamente para la parte medio ambiental, como sucede en la Selva Lacandona, por ejemplo.

Fanny Miranda: ¿Pero en cuánto tiempo van a estar estos planes de manejo, porque hay casos en las ANP’s que pasan 10 años y…?

RRP: En el decreto de reserva ya están establecidas las reglas para el tema de cómo se maneja el agua, eso ya está contenido en los decretos de reserva de agua.

Fanny Miranda: Y la última que le preguntaba, sobre el tema de la calidad del agua, hay una crítica de investigadores de la UNAM en donde señalan que se reservaron estas cuencas, sin embargo, la calidad del agua no es la más conveniente, se habla en algunos casos de que el agua está contaminada, entonces, ¿preguntarle qué piensa de eso, cuál es la calidad del agua?

RRP: El Usumacinta y el Grijalva, me parece que es la zona medio ambiental más importante de nuestro país y el pulmón más importante. La calidad del agua en esas zonas es excelentemente buena.

Me parece que entrar en la discusión de si el agua está contaminada o no está contaminada es entrar nuevamente en buscar distraer la atención en cuestiones que no tienen nada que ver con lo que estamos decretando en la parte de reservas de agua.

A ver, habría que analizar una por una, para ver cuál es la calidad del agua de cada una de las correspondientes cuencas, pero hay que recordar que lo que estamos diciendo ahorita es reservar el agua del escurrimiento, el agua de la lluvia, lo que estamos reservando es el agua de la lluvia, lo que escurre precisamente por nuestros ríos, es agua de lluvia.

Presentador: Seguimos, por favor, con Yesica Murillo, de Televisa.

Yesica Murillo: Gracias. Buenas tardes, Director.

Preguntarle ¿cuál era el panorama si este decreto no se hubiera dado? ¿Cuáles hubieran sido las zonas más vulnerables para esta población que nos comenta, que no ha nacido, pero se verá beneficiada?

También saber si, si usted sostiene que, ah, bueno, ¿el decreto sólo es para aguas superficiales, si me puede confirmar esto?

Y saber si esto, dice usted que ¿esto es parte entonces de una estrategia de campaña electoral?

Muchas gracias.

RRP: Mira, sí. Qué bueno que me haces tu primera pregunta, Yesica, porque si no hubiéramos decretado las reservas de agua, de acuerdo a los estudios técnicos que se había realizado, se determinó que había disponibilidad del agua; es decir, hay en algunos de estos casos, o existía una veda correspondiente, que no permitía poder otorgar el agua para ningún tipo de uso.

Entonces, en virtud de que se determinó por estudios que hay una disponibilidad, lo que procede, de acuerdo a la ley es quitar esa veda correspondiente y poder concesionar el agua.

Nosotros decidimos que en lugar de que esa agua disponible se optara por la concesión para otros usos, la reserváramos para poder cuidar el abastecimiento de la población y el tema medio ambiental.

Por eso, con tristeza veo hoy que lo que se está buscando es lo contrario a lo que realmente hicimos. Lo que buscamos es lo contrario a lo que se está diciendo.

Lo que buscamos es que esa agua disponible no se concesionara, sino lo contrario, que la reserváramos precisamente para estos dos fines primordiales correspondientes.

Entonces, si no la hubiésemos reservados, sí hubiera habido la posibilidad de poderla concesionar a aquellos que tuvieran un uso correspondiente y, hay que decirlo también muy claramente, eso es como funciona nuestra parte legal, desde que existe el artículo 27 Constitucional en 1917.

Estos decretos y el quitar una veda no cambia la naturaleza de nuestra ley ni cambia nuestra Constitución ni cambia la Ley de Aguas Nacionales ni la administración por parte del gobierno en lo que corresponde al agua nacional, sigue siendo el agua de carácter nacional, no cambia su naturaleza jurídica.

Porque también se ha mal interpretado, que, derivado de este tipo de situaciones, ya, ahora sí, en este momento, sí cambia la naturaleza del agua. La legislación sigue siendo la misma, desde 1917, desde que tenemos la Ley de 1992, la Ley de Aguas Nacionales para la parte del régimen concesional, como única figura, precisamente para poder dar el agua; es decir, estaríamos hablando exactamente de cómo ha sucedido, desde esas épocas la forma en que se administra el agua en nuestro país.

Sí son aguas superficiales.

La número tres, sí, me parece que para haberlos sacado en este momento y con la forma en que lo están sacando, inclusive, he visto algunos videos en redes sociales en referencia un partido político en particular, criticándolo por haber llevado a cabo este tipo de reservas de agua, está claramente un ataque falso con el objetivo de obtener un beneficio de carácter electoral.

Me parece que está muy claro el objetivo, me parece que todos ustedes ya saben quién es, ya saben quién es el que está llevando a cabo este tipo de ataques correspondientes, precisamente con el ánimo de desviar la atención para el tema electoral y obtener un beneficio de esta naturaleza y no para lo que realmente buscamos a través de la elaboración de estos decretos, que es cuidar el agua para el futuro.

Y yo también quiero decirlo muy claramente, y lo he dicho muchas veces: El tema del Agua no es un tema electoral ni es un tema político, es un tema técnico. Y me da mucha tristeza tener que salir a conferencia de prensa para tratar o para defender lo que realmente es un tema técnico que busca garantizar el agua para el futuro de los mexicanos.

Es muy triste que tengamos que salir a conferencia de prensa para esto, porque estamos recibiendo ataques en una época que es lo que es la moda y que tiene un objetivo completamente distinto a lo que se viene haciendo y que hay que entender que el tema del agua es un tema técnico y no político.

Presentador: Seguimos con Jorge Muñoz de TV Azteca.

Jorge Muñoz: Ya hablaba usted de que uno de estos puntos es la cuenca del Grijalva-Usumacinta, pero si nos pudiera especificar, por favor, en qué otros estados del país se encuentran estos decretos, si es tan amable, por favor.

RRP: Hay en la cuenca de Lerma- Santiago, principalmente en la parte de Jalisco, hay en la costa de Jalisco; en la Costa Grande de Guerrero, en la Costa Chica de Guerrero; en San Fernando y Soto la Marina, en Tamaulipas; en el Pánuco, principalmente en la zona de San Luis Potosí; en Actopan y la Antigua en Veracruz, en el Papaloapan igual; la parte del Grijalva-Usumacinta, en la parte de Chiapas y Tabasco, principalmente.

Presentadora: Vamos con Daniela Vega, de Uno TV, por favor.

Daniela Vega: Buena tarde.

Preguntarles ¿qué sucede con el resto? Primero, tengo entendido que lo que se debe de proteger es el 35 por ciento como mínimo para esta reserva ecológica, ¿qué sucede con el resto de esta agua que se va a recaudar? ¿Cómo se va a garantizar que los concesionarios, en caso de que utilicen el resto del agua, respeten este 35 por ciento mínimo?

Y la segunda es el Decreto publicado el 23 de marzo, habla de que se levanta la veda no nada más en estas 295 cuencas, sino en todas las que se ubican en la República Mexicana, 757, tengo entendido. Para aclararlo ¿qué sucedería con el resto de las cuencas?

RRP: No. Es falso. Nosotros solamente publicamos en aquellos lugares en donde había veda y además había disponibilidad, porque también hay que decirlo, para que podamos levantar la veda el primer requisito es que haya disponibilidad del agua.

Entonces, lo primero que hicimos fue publicar el estudio donde dijimos que había disponibilidad en 2016, desde aquella época.

Posteriormente, solamente en aquellas cuencas que había veda y disponibilidad, se levantó la veda correspondiente, e inmediatamente después lo que hicimos fue reservarla.

¿Cuánto reservamos del agua disponible? Prácticamente el 80 por ciento, no el 35. Reservamos el 80 por ciento de toda el agua disponible correspondiente a estas cuencas, en particular donde había disponibilidad del agua.

El otro 20 por ciento entra a la disponibilidad y al régimen concesional que ha existido en nuestro país desde 1917, y desde 1992 como única figura de concesión a través de la Ley de Aguas Nacionales.

¿Qué quiere decir esto? Que existe una prelación de usos, es decir, que el agua podrá ser concesionada solamente en base a la prelación de usos que hay, precisamente, en la Ley de Aguas Nacionales: uno, público urbano, uso doméstico, como punto número uno; dos, la parte de la suficiencia alimentaria, la parte agrícola y pecuaria. Son principalmente los dos rubros iniciales en los cuales está la prelación de usos en la Ley de Aguas Nacionales correspondientes.

¿Cómo cuidamos el agua correspondiente? No otorgando, primero que nada, concesiones. Hay que vigilar, evidentemente, el tema de la disponibilidad, sin embargo, el principal punto de partida es que ya no se pueden otorgar concesiones, ya legalmente cerramos esa llave para poder otorgar concesiones en ese 80 por ciento del agua que tenemos disponible.

Presentador: Continuamos con Alejandro García, de Canal Once.

Alejandro García: Muchas gracias. Muchas gracias, Director.

Insistir en este tema. Bueno, estos decretos protegen, obviamente, las aguas superficiales, ¿Qué pasa con las aguas del subsuelo?

Y este aprovechamiento, ¿Cómo se va a determinar qué porcentaje se aprovecha en cada cuenca?

Se hablaba de los consejos de cuencas. ¿Cómo se va a determinar qué cantidad de agua es la que se va a poder aprovechar en cada una de estas reservas ya protegidas?

Gracias.

RRP: Tu pregunta, perdón, ¿Cuál fue?

Alejandro García: La primera el agua del subsuelo, ¿Qué pasa con el agua del subsuelo?

RRP: Mira, nosotros al principio de esta administración, en el año 2013 decretamos la supresión de libre alumbramiento respecto a las aguas subterráneas, esa fue la primera medida de política pública implementada en esta administración, que lo que busca es precisamente un tema muy similar a lo que estamos haciendo el día de hoy en la parte del agua superficial.

O sea, desde aquel momento decidimos que no podía haber libre alumbramiento, porque hay que decirlo, que en gran parte del territorio nacional todavía existía la posibilidad de que cualquier persona que perforara en el subsuelo pudiera aprovechar el agua sin necesidad de tener una concesión correspondiente.

Entonces, lo primero que hicimos fue suprimir el libre alumbramiento.

Y lo que estamos haciendo en este momento son los reglamentos para, precisamente, determinar en base a la disponibilidad correspondiente de esa agua subterránea, cuál se puede aprovechar y cuál no.

¿Qué va a suceder? Que en muchos de los lugares los acuíferos están sobreexplotados, por lo tanto no puede haber una mayor explotación ni el otorgamiento de una concesión.

¿Qué va a suceder? Que vamos a decretar una veda, eso va a pasar exactamente en la parte subterránea. O si hay disponibilidad, optaremos por la parte del reglamento.

¿Cómo se va a administrar el agua correspondiente? Evidentemente, atendiendo a la parte de la prelación de usos que establece nuestra propia Ley de Aguas Nacionales y a lo que se acuerde en los senos de los consejos de cuenca correspondientes, que es la representación social en el tema del agua en nuestro país.

¿Y tu segunda pregunta fue?

Alejandro García: ¿Cómo se va a determinar de este 20 por ciento que está destinado para el aprovechamiento, cómo se determina qué cantidad?

RRP: Por la prelación de uso.

Hay que recordar que lo primero que hacemos es dar el agua para las necesidades más básicas de la población, así está establecido en la ley.

No es un tema ni que el Consejo de Cuenca decida ni que la Comisión Nacional del Agua decida, la propia ley establece la prelación de usos correspondientes, una vez que se empiecen a ingresar las solicitudes empezaremos a otorgar las concesiones de acuerdo a la prelación de usos, en aquellos usos que están de acuerdo al orden que establece la propia Ley de Aguas Nacionales.

Sí quiero decirlo también muy claramente, en ese 20 por ciento restante para la parte de las concesiones, yo estoy convencido de que en esta administración no se otorgará ninguna concesión para ese 20 por ciento adicional, difícilmente llevaremos a cabo el procedimiento de la solicitud, del análisis y la entrega de la concesión en esta administración, con lo cual además quiero decirlo claramente, como lo he dicho en reiteradas ocasiones: No mandamos una iniciativa de Ley de Aguas Nacionales, no daremos agua potable para la parte del fracking y número 3, no otorgaremos ninguna concesión de agua en esta administración en aquellos lugares a que haya disponibilidad y de lo que resta del 20 por ciento correspondiente, para dejarlo muy en claro.

Presentador: Vamos a seguir, estamos transmitiendo simultáneamente a nuestras direcciones locales y a nuestros organismos de cuenca, nos mandan una pregunta de San Luis Potosí, de Radiorama, dice que para uso urbano ¿qué tan buena sería la calidad del agua en San Luis, en el Pánuco?

RRP: Acuérdense de una cosa, independientemente de la calidad del agua que tienen nuestros cuerpos de agua, y lo quiero decir porque nuestro país tiene características muy particulares el tema del agua, cuando nosotros decimos que la calidad del agua no es potable, no significa que es porque el propio ser humano contaminó el agua, sino en muchas de las ocasiones es porque el propio suelo o el subsuelo contiene metales y minerales, es una cuestión natural en cualquier parte del mundo y, principalmente en nuestro país, que exista en el agua minerales y metales.

Lo que nosotros hacemos, una vez que queremos entregar esa agua a la población, es potabilizarla, llevar a cabo un procedimiento que nos permita precisamente mejorar esa calidad del agua de manera que pueda ser para el consumo de la población.

Entonces, no es si la calidad del agua es buena o es mala de acuerdo como está en el río, ese no es el tema importante, el tema importante es hasta que llega al consumo de la población, que requiere, en la mayoría de los casos de nuestro país, de una potabilización correspondiente, precisamente porque nuestros suelo, por la propia naturaleza del mismo, contiene metales y minerales.

Presentador: Continuamos acá, con Nelly Toche, de El Economista.

Nelly Toche: Gracias.

Otra crítica de los académicos es que manejar el agua por decreto y no por ley es un poco autoritaria, en ese sentido quisiera opinión.

En la parte técnica, a groso modo, nos podría explicar ¿qué estudios se realizan para determinar que existe excedente de agua?

¿WWF, en qué participó concretamente, de cuánta agua estamos hablando que cambió su estatus?

Y por último, la acuacultura también tiene un problema, me gustaría si nos pudiera explicar en ese tema si tienen…

RRP: A ver, si me pude repetir, porque son muchas las preguntas, haces uno o dos.

Nelly Toche: Claro.

La primera es que hay una crítica de que manejar el agua por decretos y no por ley es autoritario.

La segunda, en la parte técnica, ¿qué estudios se realizan para determinar que existe un excedente? Ahí puede hilarse la pregunta de cuánta agua estamos hablando.

¿En qué participó WWF en este trabajo y la parte de acuacultura que también se ha criticado mucho de que ellos necesitan el agua, pero no tienen concesiones, pero entonces la usan digamos de manera ilegal, pero no hay un estatus legal que los ayude a usar el agua?

Por último, qué les diría a los que hablan de fracking, en minería, en este tema de las concesiones de agua.

Gracias.

RRP: Mira, nosotros hicimos estos decretos de reserva de agua en base a la ley, no en una base a una cuestión que no esté contemplada en la ley.

O sea, la ley, lo que contempla es que para este tipo de instrumentos se emita un decreto y que se administre el agua en base a lo que dice la ley.

Lo que hicimos fue emitir un decreto, de acuerdo a la Ley, entonces, pues es falso que no estemos aplicando la ley, sino todo lo contrario. Lo que hicimos fue eso.

Es más, la propia ley establece que las reservas de agua solamente pueden ser para el tema medio ambiental, uso público-urbano, uso doméstico y para la parte de generación de energía como servicio público. No prevé ninguna otra situación más, la ley.

Entonces, lo que hicimos fue eso, cumplir con la ley y lo hicimos en base a la ley. Entonces, me parece que esa discusión es absurda.

¿Qué tipo de estudios se realizan? Miren, nosotros para poder determinar la disponibilidad del agua, lo hacemos a partir de una Norma Oficial Mexicana que es la 011, ahí es donde está establecido precisamente la posibilidad de poder determinar la disponibilidad del agua en nuestro país y van desde los escurrimientos de agua hasta estudios socio-económicos, demográficos, geográficos, tipo de suelo, es decir, hay una gran diversidad de estudios que se prevén en la norma para efectos de poder determinar la disponibilidad en las cuencas, en nuestro país.

El agua total, ya lo había yo mencionado, pero lo vuelvo a repetir. El agua para la parte medio-ambiental es de 169 mil millones de metros cúbicos; para la parte de uso público-urbano un millón de metros cúbicos.

La disponibilidad media anual que hay en estas cuencas es de 219 mil millones de metros cúbicos correspondientes.

¿En qué interviene WWF? Ellos fueron quienes nos aconsejaron de cómo llevar a cabo estas reservas de agua; es decir, qué porcentaje es el que hay que más o menos reservar, de acuerdo a la experiencia internacional, que nos permita precisamente abastecer por un lado a la población, pero principalmente poder cuidar el medio ambiente correspondiente.

Entonces, lo que buscamos, a través de ellos es cuál es la experiencia internacional que nos ayude precisamente a poder cuidar de una mejor manera el medio ambiente y, en base a ello, qué porcentaje del agua es la que principalmente tenemos que reservar de esa disponibilidad existente que hay en las cuencas, que en este caso se determinaron.

Esto, para nosotros, en nuestro país, es bastante novedoso, no es un tema que tenga mucho tiempo, aun cuando está contemplado en la ley, no se había hecho como se hizo en esta administración; es decir, el tema de la reserva de agua antes no era un tema como una política pública primordial para el cuidado del agua, porque hay que decir que las reservas del agua, el único objetivo es un tema de cuidado del agua.

Si tú me preguntas ¿cuál es el objetivo principal de una reserva de agua? Cuidar el agua, ese es el objetivo primordial precisamente del tema de las reservas de agua correspondiente, que es lo que buscamos hacer, a través, precisamente, de la emisión de estos decretos de reserva de agua.

Definitivamente en nuestro país hay muy poca acuacultura. Tenemos que empezar a fomentar que este uso de la acuacultura sea una forma de poder, de alguna manera, usar mejor el agua y que nos pueda ayudar precisamente a fomentar el tema del manejo del agua, a través de la acuacultura.

Nosotros tenemos que hacer un análisis del tema, tienes toda la razón. Me parece que es un tema al que le hemos entrado poco y que tenemos que fomentar. Lo reconozco y me parece que es un tema que tenemos que abordar y que tenemos que buscar la forma de que haya en mayor cantidad.

Presentador: Seguimos con Alejandro Camacho, de Punto Aéreo, por favor.

Alejandro Camacho: Se habla sobre la renovación de lo que son los canales de agua…

RRP: Los qué, perdón.

Alejandro Camacho: De los de agua. O sea, la renovación de los permisos de agua, que son 300, habla de 300 renovaciones de permisos de agua o concesiones de agua, y también cómo están manejando el aspecto de lo que es, un aspecto, lo que es el impacto de medio ambiente que está sufriendo en Chiapas al deforestar. Por la parte de las Cascadas de Agua Azul, esta serie de ríos que abastecen al Usumacinta.

Y también hay una sequedad, o sea, se están secando este tipo de encausamientos de aguas pluviales.

¿Cómo lo están manejando? ¿Cómo lo van a proteger este tipo de fenómenos ambientales y que la gente está influyendo al deforestar, está careciendo de agua?

RRP: Mira, no sé a qué te refieras con los permisos, de los 300 permisos de agua. Nosotros no estamos haciendo o mencionando ningún tipo de permiso que se renueve a través de esta estima de reservas de agua. No hay nada de eso, por nuestra parte.

No sé cuál sea el punto de los 300…

Alejandro Camacho: …se habla de una renovación de 300 permisos.

RRP: Es falso.

Alejandro Camacho: Es lo que se está publicando.

RRP: Es falso.

Alejandro Camacho: Yo lo cito.

RRP: Y luego en cuanto a la desforestación de la zona de Chiapas es un tema que no es tanto de la Comisión Nacional del Agua, pero evidentemente es una fábrica de agua y por eso nos importa tanto, y una de las cuestiones, como política pública, que se ha implementado también en este gobierno, es el tema de las áreas naturales protegidas.

Lo que se está buscando es, precisamente, el decretar un mayor número de áreas naturales protegidas con el ánimo que haya un reglamento de cómo se debe de explotar estas zonas en particular, que precisamente están perjudicando de alguna manera al medio ambiente y a través de la deforestación.

Y hay que decirlo, la principal razón de la deforestación en nuestro país no es un tema del uso de la madera, sino principalmente para la agricultura, es decir, en lugar de tener árboles lo que se busca es sembrar para poder obtener de alguna manera un ingreso que le permita a la gente sobrevivir. Hay que decirlo como es, que es lo que está sucediendo en muchos de los casos, en Chiapas en particular.

Y lo que se está buscando es, precisamente a través de las áreas naturales protegidas, y a los programas de manejo, el buscar de alguna manera cuidar todas estas zonas que efectivamente empiezan a tener una deforestación que empieza a preocupar y que tenemos que atender, sin duda, precisamente para que esta gente tenga de qué vivir, porque la propiedad al final del camino es de ellos, y ellos al final del camino pueden ejercer lo que ellos quieran con su tierra, pero de alguna manera también proteger el medio ambiente a través de este tipo de esquemas.

Alejandro Camacho: (Inaudible)

RRP: No es un permiso de las 300 cuencas. Lo que en realidad sucedió es que nosotros tomamos para poder llevar a cabo estos decretos de reservar el agua de 289 cuencas. No es tanto un permiso, sino que la reserva lo que implican son 289 cuencas en particular.

Presentador: Seguimos con Yoali Reséndiz, del Grupo Imagen. Por favor.

Yoali Reséndiz: Buenas tardes.

Entiendo que esta conferencia es para aplacar los malos comentarios sobre este Decreto, y prácticamente por ello han sido obligados a explicar las bondades gubernamentales que muchas veces pareciera que son decisiones unilaterales que tiene el gobierno y que así lo ven, no solamente yo, sino muchos millones de mexicanos.

Ha explicado usted que este decreto de reserva de agua va a beneficiar a millones de mexicanos, 18, en los próximos 50 años. Pero, ¿Cómo explicar o cómo entender si ni siquiera pueden ustedes garantizar el abasto de agua en la Ciudad de México, por ejemplo, en Iztapalapa, en Xochimilco, los chinamperos?, ¿Qué decirle a los especialistas que sostienen que Conagua es quien abre o cierra las compuertas para que los ciudadanos tengamos el derecho al agua?

Yo no me imagino a un presidente bañándose y poniendo su cubeta para llenar el agua y luego que esa agua la ocupen en otra cosa. Sin embargo, muchos ciudadanos en esta ciudad eso hacen.

¿Qué responde usted? Gracias.

RRP: Mira, en nuestro país el monopolio de la prestación del servicio de agua potable no lo tiene la Comisión Nacional del Agua, lo tienen los municipios y en el caso de la Ciudad de México en particular el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Nosotros no nos encargamos de llevar el agua a las viviendas, nosotros brindamos un caudal para abastecer a la población de la Ciudad de México.

Y en el caso de la Ciudad de México en particular, se calcula que se fuga el 50 por ciento del agua que nosotros le entregamos a la Ciudad de México.

Tú imagínate que pasaría si en lugar de que se fugara, la gente la pudiera aprovechar, ese 50 por ciento que nosotros sí otorgamos, precisamente, a la Ciudad de México.

¿Qué requiere la Ciudad de México? Un plan muy agresivo de manejo y administración del agua, implica la reparación de fugas, sí, implica un tema de sectorización, implica empezar a pensar en una fuente de abastecimiento de agua, sin duda también, implica el mejoramiento en la prestación de servicio, implica el que la operación que tiene el Sistema de Aguas de la Ciudad de México no sea tan cara, porque ya es muy cara, porque el organismo es muy grande desde el punto de vista de personal. Entonces, requiere de varias cuestiones que hay que mejorar en la prestación del servicio.

Y yo quiero decirte que yo soy un convencido de que en algún momento me parece que era una oportunidad de poder fortalecer al municipio, el darle ese monopolio de la prestación del servicio de agua potable.

Hoy yo te puedo decir que, con la experiencia que hemos tenido en nuestro país, es un error seguir manteniendo el monopolio de la prestación del servicio en el municipio y que nadie más pueda entrar porque el municipio es autónomo, me parece que es de las cuestiones que tenemos que buscar modificar en nuestra legislación, está en nuestra Constitución, requiere de una reforma constitucional que no se politice, que ayude por ejemplo a que haya una subsidiariedad en la prestación del servicio a través de la entidad federativa, es decir, que haya también una obligación de la entidad federativa, de los estados, precisamente ayudar a la prestación del servicio en la parte del municipio, una.

Dos, tenemos que empezar a crear organismos operadores de agua técnicos. Hoy no tenemos operadores de agua técnicos.

¿Quién presta el servicio, quién es el titular del organismo operador de agua en este país? El compadre del Presidente Municipal, el amigo, el cercano.

¿Por qué? Porque hay dinero en el tema del agua, porque se recauda en el tema del agua y no se gasta en el tema del agua lo que se recauda.

Entonces, ¿qué tenemos que empezar a buscar? Que haya requisitos indispensables para que el que opere un organismo operador de agua tenga un mínimo de experiencia. Hay un servicio profesional de carrera en los organismos operadores de agua que la gente técnica pueda permanecer en ellos, para que podamos tener una mejor prestación del servicio.

Yo entiendo la preocupación, por supuesto que requerimos de fortalecer el tema del agua en la prestación del servicio, por supuesto que estamos conscientes de que hoy Iztapalapa padece el tema del agua en la Ciudad de México, pero se requiere de poder implementar políticas públicas de fondo para poder solucionar los problemas de fondo.

Nosotros hemos decidido coadyuvar con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, con el Gobierno de la Ciudad de México a través de los pozos profundos, buscar de alguna manera dejar de extraer el agua de la parte superficial para poderla empezar a extraer de la parte subterránea de grandes profundidades en donde consideramos que si bien todavía lo estamos estudiando, pero en donde consideramos que, derivado de la calidad del agua, es diferente del acuífero superficial, del acuífero a mayor profundidad es diferente la calidad del agua y por eso consideramos que de alguna manera es un acuífero diferente, es una alternativa para poder dotar de agua a la población.

Yo hoy te puedo decir que estamos perforando un pozo en el Cerro de la Estrella en Iztapalapa. ¿Cuál es el objetivo de haber decidido perforarlo exactamente ahí? Pues que estamos conscientes de que necesitamos darle más agua a Iztapalapa.

¿Por qué Iztapalapa está en la situación que tiene? Porque es el último eslabón de la cadena, porque es el último eslabón a donde le llega el agua. Ya pasó el tubo por todas las colonias o por todas las delegaciones y llegó al final a Iztapalapa, lo que sobró en el tubo.

¿Entonces, qué quiere decir? que tenemos que buscar la forma de hacer un puente para que el Sistema Cutzamala llegue de una manera diferente y que ya lo hemos estudiado, que ya lo hemos visto con el Sistema de la Ciudad de México, que de alguna manera hemos visto qué soluciones podemos darle, precisamente a ese tipo de cuestiones, inclusive ya lo he oído últimamente como alguna de las propuestas que se han planteado, que es una cuestión que ya hemos estudiado nosotros para poder invertir precisamente en poner algo mucho más cerca del Sistema Cutzamala-Iztapalapa.

Y buscar una nueva fuente de abastecimiento que nos ayude a estar más cerca, como por ejemplo este tema de los pozos profundos.

Presentador: Seguimos con Carolina Gómez, de La Jornada.

Carolina Gómez: Buenas tardes, señor Director.

Nada más una precisión, usted habló que esto es falso, bueno, que todo esto es falso, que se busca beneficio electoral. Podía nada más precisar qué beneficio electoral, a qué beneficio electoral se refiere, o qué perjuicio electoral o para qué coalición sería, si lo puede especificar.

Y usted dijo que ya saben quién está detrás de todo esto, podría precisarlo, ponerle nombre, por favor.

RRP: Mira, no puedo hablar de temas electorales, porque lo tengo prohibido por la Ley Electoral, me meterían a la cárcel si me pongo hablar de partidos políticos y de personas.

Pero está muy claro en los videos de las redes sociales a quién están atacando y quién está buscando el beneficio, no está difícil de poder observar, me parece que está muy claro en las redes sociales, en los videos que se están transmitiendo, porque inclusive vienen las imágenes de las personas.

Yo no puedo decir nombres ni partidos políticos, porque precisamente incurriría en un delito electoral, porque soy un funcionario público y estoy en mi función de funcionario público en esta conferencia de prensa, por eso no lo podría yo hacer, pero me parece que solamente observando lo que está sucediendo en los videos que se están transmitiendo, es muy claro cómo está el tema.

Presentador: Imagen TV, Abraham Nava, por favor.

Abraham Nava: Muchas gracias, Director.

Uno de los análisis que ha cuestionado la intención de estos decretos es el de Agua Para Todos. En uno de sus puntos dicen que, usted también lo ha mencionado, que estos decretos se basan en la Ley de Aguas Nacionales. Ellos dicen que esta Ley debió de haber sido sustituida desde 2013 por una reforma constitucional que así lo mandaba, esto es verdad, debería de haber ya una nueva ley, porque también usted acaba de mencionar que no va a haber nada, ninguna iniciativa antes de que termine esta administración.

Y, este análisis también señala que no se tomó en cuenta a pueblos indígenas y que incluso algunas de estas concesiones que en algún momento pertenecían a estos grupos indígenas, se van a terminar.

¿Esto es verdad?

RRP: Mira, en relación a la ley, efectivamente se hizo una reforma a nuestra Constitución para contemplar el derecho humano al agua. En esa reforma, en su artículo transitorio correspondiente, se estableció que se tenía más o menos el plazo de un año para emitir una nueva Ley General de Agua por parte del Congreso de la Unión para efecto de poder reglamentar este tema del derecho humano al agua, cuestión que no ha sucedido.

¿Cuándo se venció ese plazo de un año? Precisamente en el año 2013; es decir, esa obligación que tiene el Congreso de emitir una nueva Ley General del Agua se venció desde el año 2013.

¿Por qué me parece a mí que el Congreso no ha podido aprobar una nueva Ley General del Agua?, porque el tema se ha politizado.

Desgraciadamente hemos llevado al tema del agua, en lugar de una discusión de carácter técnico y poder determinar qué es lo mejor para nuestro país, a una discusión de carácter político y me parece que es un error.

No vamos a poder avanzar en el tema del agua en nuestro país hasta que nos sentemos a discutir los temas técnicos y nos olvidemos de lo que se dice allá afuera y de las cuestiones que se empiezan a manejar allá afuera, porque al final del camino están buscando un beneficio de carácter político, no un tema de carácter técnico.

La obligación no es del Ejecutivo, es del Congreso, así viene establecido en el transitorio correspondiente, motivo por el cual, el Ejecutivo está siendo muy respetuoso de esa facultad que tiene el Congreso y de esa obligación que se establecieron ellos mismos al hacer la reforma constitucional para incorporar el derecho humano al agua, para poder emitir esta Ley General de Aguas.

Por eso, hemos decidido no mandar una iniciativa de ley, ante las circunstancias que se están viviendo. Esa es la realidad.

Le toca al Congreso y respetamos esa facultad que tiene el Congreso. No intervendremos en este tema que puede prestarse a un tema político, como se ha malinterpretado, si nosotros presentáramos una iniciativa de ley y es por eso que no lo estamos pensando hacer durante esta administración, en lo que resta de esta administración.

Abraham Nava: Dice que no tomaron en cuenta a los pueblos indígenas.

RRP: Sí, hacia allá iba yo.

En el tema de los indígenas. No estamos quitándole el agua a nadie.

Lo decía yo de alguna manera en mis conclusiones y por eso quise ser muy claro, principalmente por ese tema de los indígenas que se está mencionando.

No afectan los derechos actuales que tiene nadie; es decir, estas reservas de aguas son sobre la disponibilidad, el excedente que no está concesionado a nadie, que no tiene absolutamente nadie. Es decir, no estamos afectando nada, una.

Y dos, lo que estamos buscando es precisamente que esos indígenas tengan agua en el futuro, por eso estamos reservando el agua para uso doméstico y público-urbano, pensando precisamente en esas poblaciones más vulnerables para que esa agua no se concesione para otro uso. Lo que estamos buscando es lo contrario, es beneficiar precisamente este tipo de poblaciones vulnerables, a través de las reservas que nos permita que en el futuro pueda haber agua. Ese es el objetivo, exactamente lo contrario. Lo que estamos buscando es exactamente lo contrario.

Presentador: Vamos a contestar una pregunta del Diario de Xalapa, allá en Veracruz.

En Veracruz escurre el 35 por ciento de aguas pluviales, ¿cuánto de esto se piensa aprovechar para la reserva de aguas?

RRP: Hay que decir que no necesariamente, porque Veracruz es el estado donde más escurre agua en nuestro país, no todos los ríos están implicados en esta reserva de agua. Solamente estamos contemplando la parte del Actopan y la parte del rio La Antigua, que son los ríos correspondientes que tenemos precisamente en estas reservas de agua.

En el caso de la parte de esta cuenca de Actopan-La Antigua, la reserva para el medio ambiente es de un millón 244 mil, un millón de metros cúbicos y para la parte de uso público urbano o doméstico de 96 mil metros cúbicos.

La razón primordial es que estas cantidades sean menores, por ejemplo, a lo que sucede en el Grijalva o en el Usumacinta, es que depende de la disponibilidad del agua. Es lo que hay disponible y lo que se puede aprovechar precisamente para la parte medio ambiental y para la parte del uso doméstico.

Presentador: Últimas dos preguntas para concluir la conferencia. Ramón Ramírez, TVC Noticias.

Pregunta: Buenas tardes.

Nos queda claro el tema de las concesiones que datan de años atrás. Con esta apertura, con esta firma de los decretos se habla o se tiene la intención de que en estas concesiones adicionalmente a las empresas mexicanas puedan ingresar empresas norteamericanas o de algún otro país, y por el tema del fracking, que es un tema muy delicado que aún no tiene alguna legislación. Gracias.

RRP: Yo vuelvo a reiterar, lo que estamos buscando con estas reservas de agua es cuidar el agua para el futuro, no concesionarla para ninguna empresa. Lo que estamos haciendo es lo contrario, reserva el agua para el tema medio ambiental y para el tema del uso público, el uso doméstico para la población.

No estamos modificando ninguna concesión que haya actualmente, ni nos estamos metiendo con el régimen concesional actual que tienen los usuarios del agua en nuestro país.

Lo que estamos haciendo es agarrando lo que está disponible y en lugar de concesionarlo a los particulares, en lugar de concesionarlo a la agricultura, lo que estamos haciendo es reservándolo para que la población la pueda consumir y podamos reservar el agua también para la parte medio ambiental para que genere una mayor cantidad de agua correspondiente.

Eso es lo que estamos buscando a través de este tema de las reservas de agua. Es exactamente lo contrario lo que estamos buscando en el tema.

Y hay que decirlo, y lo vuelvo a reiterar: En esta administración no se otorgará una sola concesión de agua potable para el fracking. Lo vuelvo a reiterar. Lo he dicho muchísimas veces. Lo dije cuando emitimos los lineamientos para este tipo de explotación de hidrocarburos: No otorgaremos ninguna concesión de agua potable para este tipo de cuestiones de hidrocarburos.

¿Y cuál es la razón primordial? Que se puede aprovechar agua que no sea potable. Entonces, nos abre una ventana de oportunidad a los municipios para poderlos fortalecer desde el punto de vista económico, al poder vender su agua negra o su agua tratada precisamente para este tipo de cuestiones que se puede utilizar para ello.

Entonces, si tenemos la oportunidad de poder utilizar agua que no es potable, pues se abre un nicho de oportunidad para los municipios en donde puedan ellos vender su agua negra, inclusive, o su agua residual tratada.

Presentador: Cerramos la conferencia con Vania González, del periódico La Crónica.

Vania González: Hola. Buenas tardes, Director.

¿Quisiera preguntarle si, aparte de los que contemplan los decretos de reserva, existen otro tipo de decretos que abran a la iniciativa privada la posibilidad de explotar agua?

RRP: Estos decretos de reserva de agua no abren la posibilidad a los privados de explotar...

Vania González: Fuera de los decretos, o sea, si dentro de la Ley de Aguas Nacionales existe algún otro tipo de artículos que abra, justamente, esta posibilidad.

Y también quisiera saber qué artículos en específico fueron los que se modificaron.

RRP: No modificamos ningún artículo de la ley, la ley sigue siendo exactamente la misma; lo único que utilizamos fue el fundamento del artículo 41 de la Ley de Aguas Nacionales para efectos de poder reservar el agua correspondiente para las dos cuestiones que de alguna manera les he venido mencionando.

Y como funciona el régimen concesional en nuestro país es de acuerdo al artículo 27 de la Constitución y de acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales, quien quiere utilizar el agua la solicita a la Comisión Nacional del Agua y la Comisión Nacional del Agua, en base a la prelación de usos que establece la propia ley, es decir, dice quién tiene derecho primero a poder obtener el agua y quién está en el último lugar, es como otorga la concesiones correspondientes en aquellos lugares en donde hay disponibilidad del agua.

En este caso en particular que había disponibilidad, en lugar de entrar al régimen concesional, lo que hicimos fue reservarla para la parte del uso de la población y la parte medioambiental.

Presentador: Con esto concluimos.

Les agradecemos a todos su presencia, a los locales y a los organismos de cuenca que nos hayan atendido.

Buenas tardes.

RRP: Muchísimas gracias y buenas tardes.