miércoles, 23 de enero de 2019

50 por ciento de los menores y adolescentes tienen trastornos de ansiedad a causa del estrés: IMSS


Boletín de Prensa
  • En caso de no tratarse por un especialista y a tiempo, en la etapa adulta las personas tendrán dificultad para desarrollarse en el entorno social, familiar y escolar
  • Los principales síntomas en los menores o adolescentes con trastornos son: la irritabilidad, intolerancia, agresividad, no quieren ir al colegio, tienen bajo rendimiento escolar, entre otras
  • Éstos se detonan de dos formas: de manera biológica y psicológica
En la última década los trastornos de ansiedad en menores y adolescentes se han incrementado a consecuencia del estrés; se tienen estimaciones que cerca del 50 por ciento de los niños y niñas sufren en algún grado de crisis a consecuencia del entorno familiar, escolar y social, así lo declaró la psiquiatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Puebla, Maria Eugenia Torres Castillo.

Detalló que existen varios tipos de ansiedad, uno de ellos se da antes de los siete años de edad y éstos incluyen las fobias, los trastornos de separación y el mutismo selectivo; después en la edad adolescente se presenta un alto índice de ansiedad generalizada, trastornos sociales y ataques de pánico, que si no se tratan podrían afectar de manera considerable sus relaciones familiares e interpersonales y por lo general experimentan miedo intenso, pena o impotencia. 

La especialista del Seguro Social, explicó que el trastorno de separación se presenta más en mujeres menores de siete años con una prevalencia del dos al cuatro por ciento y el trastorno de ansiedad generalizada es más común en varones, además que éste último es uno de los más estudiados ya que existen una mayor número de casos, éstos podrían llegar hasta el 36 por ciento.

Torres Castillo puntualizó que estos trastornos de detonan de dos formas: la primera de ellas es a través de la biología humana con la liberación de la dopamina, serotonina, adrenalina y noradrenalina y la segunda por el medio psicológico y que tienen que ver con el entorno social o la relación con la madre o padre de familia: si éstos ponen muchos limites o son muy flexibles en las formas de educar al menor.

Describió que los principales síntomas que pueden presentar los menores o adolescentes con trastornos son: la irritabilidad, intolerancia, agresividad, no quieren ir al colegio, tienen bajo rendimiento escolar, asimismo carecen de calidad en el sueño, porque generalmente tienen bruxismo, pesadillas, terrores nocturnos, en algunos casos se orinan mientras duermen, pero en casos extremos se defecan en la cama. 

La psiquiatra del Instituto mencionó que el trastorno de ansiedad debe atenderse primero con una evaluación integral de la persona afectada y los padres ya que el tratamiento incluye terapia cognitiva conductual, centrada en ayudarlos a aprender habilidades para controlar las situaciones que contribuyen a la ansiedad. En algunos casos se emplean antidepresivos que coadyuvan a que los adolescentes se sientan más tranquilos.