viernes, 21 de junio de 2019

#ElRincónDeZalacaín: La ensalada Cazorla



Madrid, España.- Cuando el grupo de amigos decidía un cambio de ruta para el tapeo, se alejaba de la hoy llamada “Zona Centro”, tradicionalmente conocida por ellos como “El Madrid de los Austrias”. Pero los gobiernos municipales han ido modificando los nombres de muchas plazas y calles, los viejos, los mayores de edad, se resisten al cambio.

Ese medio día quedaron de iniciar la tertulia en la zona de Cuzco, optaron por la “Tasca La Farmacia” un local ambientado en una vieja farmacia con todo el decorado de utensilios, frascos antiguos y demás; la especialidad es el bacalao en varias presentaciones, porciones pequeñas a manera de tapas, toda una experiencia acercarse a la barra conversar con el director del sitio, tomarse un par de Riojas y un trozo de bacalao.

El aventurero Zalacaín se dirigió a la parada de la línea 27 de autobuses de Madrid en la esquina de Paseo del Prado, frente a la fuente de Neptuno. El recorrido es muy agradable, el vehículo va por Prado, Cibeles, Recoletos, Colón y continúa por Paseo de la Castellana hasta la glorieta de Cuzco y a unos cuantos metros está Capitán Haya donde se ubica La Farmacia.

Bueno eso era antes de los cambios de la Memoria Histórica. El piloto aviador e inventor Carlos de Haya, capitán del franquismo ha perdido su calle y se la ha cedido el ayuntamiento al poeta catalán Joan Maragall, famoso por haber sido el primero en traducir en España la obra de Nietzsche. El cambio ha sido un problema para los locales famosos de Capitán Haya pues muchos turistas siguen pidiéndole al taxista llevarlos a la antigua dirección.

El grupo era aficionado a visitar primero “La Farmacia” por el bacalao, luego el “Teitu” donde el sabor asturiano se destaca y a veces cambiaban el Rioja por una Sidra y ración de fabes con su compango, una para todos, por supuesto.

De ahí cruzaban rumbo al “Asador de Aranda” entrando por el bar, “La Tahona”, todo un clásico para continuar con los vinos y alguna probada de morcilla de arroz o chorizos a la olla, verdaderamente muy buenos. A veces se aparecía un pincho moruno.

Pero con la edad y con tan poco caminar, los tres sitios están a menos de doscientos metros a la redonda, se ha hecho necesario incluir un nuevo sitio, sorprendente por el servicio y los precios.

Y así sucedió aquél medio día, el estómago demandaba algo fresco y nada como la famosa “Ensalada Cazorla”, la ensalada de la casa. “Cazorla” es un grupo de tabernas andaluzas en varios sitios de Madrid, y precisamente a la vuelta de “Teitu”, en la hoy Joan Maragall esquina con San Germán, antes General Yagüe, otro militar del franquismo sin calle; se apersonaron para pedir más Rioja y una ensalada para todos.

Aquello es espectacular, por menos de 8 Euros les llevaron un platón con cogollos de lechuga, lombarda, cebolla, pimientos asados, tomates, pepinos, olivas blancas y negras, varios trozos de Bonito del Norte y unos huevos duros… Tan solo ver el platón se antoja.

El estómago agradeció el frescor de las verduras castigadas con otros Riojas.