Clima:

martes, 23 de junio de 2020

Ataúd reclama su muerto, el mito que ronda los decesos en Chapultepec




Ataúd reclama su muerto, el mito que ronda los decesos en Chapultepec.


Creen que los fallecimientos registrados en los últimos cinco meses son a causa de una profanación en el pueblo

Tepexi de Rodríguez.- Un incremento de decesos fuera de lo normal que se ha registrado por varias causas durante los últimos meses en la comunidad mixteca de Chapultepec, en el municipio de Tepexi de Rodríguez, ha sido motivo para que la gente crea un mito relacionado con un ataúd que, a decir de las personas mayores, “reclama a su muerto”.

El mito de que la muerte ronda en el pueblo, enmarcado en medio de la emergencia por el Covid-19, surgió a raíz de que el pasado mes de marzo la autoridad del pueblo donó un ataúd para el sepelio de un hombre que falleció por causas ajenas a la pandemia, el cual antes de ser enterrado, fue cambiado de caja porque un familiar rechazó que lo sepultaran en ese féretro y decidió comparar otro.

Desde entonces, las personas comentaban que la caja que había quedado vacía y fue guardada por los deudos, “esperaba a su difunto”, y por eso –aseguran- no han parado los fallecimientos, al grado de registrarse uno casi cada 8 días.

Por esta razón, las personas mayores, que tienen la creencia de que profanaron la caja de un muerto, estuvieron presionando a la autoridad local para que pidiera a la familia del finado, devolver el féretro que ya no habían utilizado y lo quemaran para acabar con esa maldición.

Después de varios intentos, fue hasta hace unos días que consiguieron deshacerse del ataúd, al prenderle fuego; sin embargo, las muertes no han cesado.



“Apenas termina el rosario de los nueve días de un difunto y ya muere otro, y así sucesivamente estamos en el pueblo desde hace meses”, comentó un poblador.

Otra creencia que tienen los habitantes de este pueblo, es que cuando la autoridad local ayuda a cavar la tumba o un familiar carga el féretro de su difunto, se siguen muriendo más personas, y es que dijeron que el presidente auxiliar ha apoyado a escarbar en el panteón.

La suposición de que han muerto por contagios de coronavirus, pesa un poco menos, pero siempre existen este tipo de rumores desde que inició la pandemia.
SUMAN 13 DECESOS EN 5 MESES

Casualidad o coincidencia, pero en la junta auxiliar de Chapultepec, integrada por las localidades de Lomas de San Francisco y Loma Cajón, se contabilizan alrededor de 13 fallecimientos en menos de cinco meses.

De acuerdo con el testimonio de pobladores de este lugar, no todos murieron en el pueblo, algunos vivían fuera y por ser originarios de allí, fueron a enterrarlos en su pueblo natal, otros eran de comunidades vecinas, pero fallecieron en la población.

Según datos oficiales, solo un caso fue por Covid-19, de los 13 decesos que se contabilizan en este pueblo, en casi cinco meses, el resto ha sido por distintas causas y de distintas familias.
CONTINÚAN MISAS EN LA IGLESIA

El sacerdote que tiene su parroquia en la junta auxiliar de Almolonga y a su cargo la junta auxiliar de Chapultepec, ambas de Tepexi, se ha caracterizado por continuar casi de manera normal sus actividades religiosas y además de decirle sus feligreses que, el Covid-19 no es grave y no llegará al pueblo.

De acuerdo con los pobladores, el párroco se ha referido a la pandemia como algo no grave y que no llegará al pueblo, incluso él mismo no toma las medidas preventivas, como la sana distancia o el uso de gel antibacterial y uso de cubreboca.

Las eucaristías continúan realizándose de manera normal, donde asisten hasta 50 personas y el párroco ofrece las hostias como de costumbre, incluso permitiendo el saludo de paz.

Las celebraciones dominicales tanto en Almolonga como en Chapultepec, siguen igual, aunque en la primera comunidad, asiste a misa solo un grupo muy reducido. Y con respecto a las misas para difuntos también se han realizado.

Este domingo por la mañana, en Chapultepec se llevó a cabo la misa de levantada de cruz, de una persona que falleció la semana pasada y es así como las actividades religiosas no se han detenido, mientras que en Almolonga la misa fue realizada por primera vez a través de un aparato de sonido, ya sin ceremonia en el templo de la comunidad.


Fuente: El Sol de Puebla