Clima:

jueves, 25 de junio de 2020

La solicitud de inhumación de un fallecido por Covid-19, generó un conflicto.



El manejo de un cadáver con Covid-19, no permite la inhumación, sin embargo la insistencia por parte de los familiares,  esto derivó un conflicto entre la autoridad y los deudos.

Aquí e el comunicado que emitió el Gobierno Municipal de Cuayuca de Andrade.

El H. Ayuntamiento Municipal de Cuayuca de Andrade, informa a los ciudadanos del municipio y a la opinión pública en general de un acontecimiento suscitado en día viernes 19 de junio de 2020.

El suceso fue una defunción de COVID-19 en la ciudad de Puebla y su posible inhumación en el panteón municipal de Cuayuca. Este lamentable hecho generó un conflicto entre las autoridades y familiares del finado. El protocolo para un caso de estos establece que se creme a la persona o bien que los la familia se comprometa a realizar la sepultura en un lapso no mayor a 12 horas después del deceso y que el cuerpo salga del hospital directamente al panteón sin pasar por ningún lado y el personal de la funeraria y a lo máximo dos personas de la familia acompañen. Esto para evitar contagios.


Se solicitó a los familiares los documentos para la autorización de la inhumación y entonces se encontró que el deceso había sido por COVID-19. Ante esto se pide cubrir el protocolo para estos casos y esto ocasionó la molestia de los familiares, quienes se apersonaron en el domicilio particular de la Presidenta Municipal, lanzando un sinfín de insultos y amenazas.

El director de seguridad municipal acudió al lugar para entablar un dialogo con los rijosos. Explicando que una inhumación como ellos solicitaban no era posible. Por la causa de la defunción y que en estos casos existe un protocolo: primero que el cadáver sea cremado y segundo que en caso de una inhumación el cadáver debe llegar directamente del hospital al panteón sin pasar a su domicilio y serán los de la funeraria los encargados de dar cristiana sepultura acompañados por dos familiares únicamente.

Después de un largo dialogo, las partes acuerdan que la familia haría la cremación y la autoridad municipal otorgaría el permiso para la inhumación de las cenizas.

Sin embargo, intereses políticos de una organización se recomienda a la familia que no acepte el acuerdo y que buscarían apoyo para que se llevara a cabo la inhumación como ellos quisieran y de acuerdo a las costumbres. Una vez más, nefastos líderes ponen por encima sus intereses políticos poniendo en riesgo la seguridad y la vida misma de los habitantes del municipio.

El H. Ayuntamiento municipal no cedió a presión, los argumentos fueron simples, no pueden los intereses políticos pasar sobre la seguridad de la población del municipio; primero es la vida de la población y después los intereses políticos de una organización.

Este Ayuntamiento municipal en ningún momento se opone a autorizar inhumaciones de muertes por COVID-19, siempre y cuando se hagan con el debido respeto y cubriendo los protocolos para estos casos.

Somos responsables de la seguridad de los ciudadanos del municipio y no permitiremos que intereses mezquinos pongan en riesgo la vida de los habitantes de Cuayuca de Andrade.

Atentamente. Cuayuca de Andrade, Pue., a 23 de junio de 2020 H. Ayuntamiento Municipal.