Clima:

viernes, 12 de febrero de 2021

10 municipios concentran el 74% de las defunciones por coronavirus en Puebla.





La pandemia de coronavirus se extendió prácticamente a todo el territorio de Puebla y aunque en menos de 100 municipios hay casos activos, el 74% de las defunciones se concentran en 10 ayuntamientos que se ubican en la zona metropolitana y la Sierra Norte.

Datos del Gobierno del Estado indican que hasta el 9 de febrero se contabilizaron 8 mil 252 muertes por coronavirus y en 10 municipios se concentraban 6 mil 119 de estas defunciones, que también representan dos terceras partes de todos los decesos ocurridos desde que inició la pandemia.

El municipio de Puebla registraba hasta el último corte un total de 4 mil 483 defunciones por la pandemia, más de la mitad de todas las ocurridas en el estado ante su densidad poblacional, en el mismo sentido se encuentra el caso de Tehuacán, el segundo municipio con más fallecimientos por Covid-19, pues suma 476 decesos.

Las cifras consultadas por #DandoData también indican que hay 42 municipios en los que no se han registrado víctimas mortales por la pandemia, la mayoría de estos se encuentran alejados de ciudades e incluso son de los que tienen menor población en la entidad.
La expansión de la pandemia en la entidad

De acuerdo con los datos, hasta los primeros días de febrero se habían registrado 4 mil 483 defunciones por Covid-19 en el municipio de Puebla, el de Tehuacán era el segundo con más muertes a causa de la pandemia al sumar 476, mientras que el tercero es el de Atlixco al contabilizar 225 fallecimientos.

San Martín Texmelucan tenía registradas hasta el 9 de febrero 205 defunciones, mientras que San Andrés Cholula 164, San Pedro Cholula 152, Teziutlán 137, Huejotzingo 102, Cuautlancingo 91 y Huauchinango 84.

Entre los municipios más afectados por la cantidad de fallecimientos, se encuentran también Amozoc que registra 82 decesos; Tecamachalco con 71; Tepeaca con 70; Izúcar de Matamoros con 70; Zacatlán con 57; Chignahuapan con 45; Chietla y Tlatlauquitepec con 43 cada uno, así como Ocoyucan y Xicotepec con 41.

Hay 155 municipios más que también registran fallecimientos, en 13 demarcaciones se reportan de 20 a 39 decesos, hay 31 circunscripciones que tienen de 10 a 19 muertes por coronavirus y 111 ayuntamientos que informan de una a nueve defunciones.
Por fortuna, no se han registrado muertes en 42 municipios

Mientras en la mayoría de los municipios se ha registrado la muerte de al menos una persona por Covid-19, hay 42 en los que la pandemia no ha cobrado vidas, la mayoría de estos se encuentran en zonas alejadas de ciudades con mayor población y casi todas estas demarcaciones tampoco registran casos activos.

Hasta los primeros días de febrero, no había víctimas mortales de la pandemia en los municipios de Guadalupe, Tlaltenango, Venustiano Carranza, Tlaola, Chinantla, Chila, Ahuehuetitla, Zapotitlán de Méndez, Atzitzintla, Tepeyahualco de Hidalgo, Juan N. Méndez, Ixcamilpa de Guerreo, Tepemaxalco, Eloxochitlán, La Magdalena Tlatlauquitepec, Chichiquila, Tepetzintla y San Pablo Anicano.

También Zapotitlán Salinas, Coatepec, Caxhuacan, San Diego la Meza Tochimiltzingo, Xochiapulco, San Juan Atzompa, Ocotepec, Francisco Z. Mena, Tepeyahualco de Cuauhtémoc, Hermenegildo Galeana, Amixtlán, Tlapacoya, Mixtla, Lafragua, Albino Zertuche, Xicotlán, Zoquiapan, Zongozotla, Camacuautla, San Sebastián Tlacotepec, Axutla, Coyomeapan, Chigmecatitlán y Atlequizayan.

De acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda, algunos de estos municipios son los que tienen menos habitantes en la entidad, como La Magdalena Tlatlauquitepec que registra 650, Coatepec con 772; San Juan Atzompa con 975; Axutla con 976; Chigmecatitlán con mil 215; Tepemaxalco con mil 216; San Diego la Meza Tochimiltzingo con mil 270 y Xicotlán con mil 312, por citar algunos ejemplos.

#DandoData informó que la lejanía de cuatro municipios en el estado los ha mantenido a salvo del virus, ya que no registran contagios de acuerdo con información del Gobierno Federal, incluso, dos de estos fueron catalogados como “Municipios de la Esperanza” cuando se promovió la primera apertura de actividades económicas en “la nueva normalidad”.