Clima:

lunes, 15 de febrero de 2021

Se extiende red de radiodifusoras clandestinas en la Mixteca



Las radios “pirata obtienen ganancias que van desde los mil 200 hasta 5 mil pesos mensuales por cada comercio que anuncian


Pese a ser un delito Federal, seis radiodifusoras clandestinas operan en la zona de Tepexi de Rodríguez y seis más en la de Acatlán, ambas perteneciente a la región Mixteca. Todas las emisiones son sintonizadas en Frecuencia Modulada (FM).

En Tepexi es escucha la 96.7 con el nombre de La Tremenda; en Ixcaquixtla por 92.3, La Imponente; en Molcaxac por 101.1, La Arrolladora; en Ahuatempan por 96.3, La Caliente y en Atoyatempan por 91.5, Impacto y otra más por 95.1, La Mega.



Estas radiodifusoras operan desde hace tres años, abriendo una tras otra frecuencia de radio que no paga contraprestaciones, derechos, ni cumple con obligaciones fiscales, laborales, sindicales y sin la concesión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Al igual que en otras radiodifusoras piratas, obtienen ganancias que van desde los mil 200 hasta 5 mil pesos mensuales por cada comercio que anuncian, mientras que a los jóvenes o personas que reclutan como “locutores”, no perciben un sueldo, únicamente un mínimo porcentaje de lo que cobran de los comerciales.

De acuerdo con testimonios, los encargados han alardeado de que su “patrón” tiene influencias en el gobierno y por ello nadie les puede “tumbar el negocio”. Por otra parte, los alcaldes de estos municipios donde operan, coincidieron en que no han hecho nada por denunciar.

Otras radios piratas se encuentran en zonas de los municipios de San Jerónimo Xayacatlán, Petlalcingo, Piaxtla, Chinantla, Izúcar de Matamoros y Tulcingo de Valle.

El edil de Ixcaquixtla Salvador Castañeda, comparó este tema con el del transporte “pirata”, que a pesar de denunciarlo hay cierta tolerancia por parte de las autoridades y por eso continúan operando con normalidad.

“Yo no sé si serviría de algo denunciar, porque si estos de la radio operan sin que nadie les diga nada, es porque hay protección de más arriba”, consideró.