Clima:

lunes, 13 de diciembre de 2021

Zacaola: tierra de la pirotecnia en Puebla





En San Miguel Zacaola, el 80 por ciento de sus habitantes se dedican a la elaboración y comercialización de fuegos pirotécnicos, sin embargo, no todos cuentan con permisos vigentes para su venta, por lo que, ante el temor de que les quiten su único ingreso, los artesanos se niegan a hablar sobre el tema.


En “la tierra de la pirotecnia”, desde jóvenes hasta adultos mayores cooperan en la fabricación de los fuegos artificiales pues es una actividad que se hereda de generación en generación. En época alta para los habitantes, de septiembre a enero, pueden obtener ganancias superiores a los 400 mil pesos por mes, pero reconocen que los accidentes causados por las explosiones recientemente, desembocaron una crisis de venta.


El temor de vivir un estallido es latente, aunque los talleres se encuentran a más de 10 kilómetros de distancia del zócalo, el riesgo está presente en aquellos pequeños establecimientos que no están regulados para su comercialización e incluso en los espacios clandestinos que nacen en la cocina de una casa.


Una persona de dicha comunidad, quien prefirió mantenerse en el anonimato por temor a sufrir represalias, platicó a El Sol de Puebla que los comercios que se encuentran en la entrada del pueblo son irregulares sin embargo nadie “los regaña”.


“Ahorita todos quieren ganarse un peso, pero son muy peligrosas las cosas que llegan a pasar, ellos (los comercios ilegales) se encuentran a orilla de carretera y los que están pasando por ahí también pueden verse involucrados en un accidente, por eso los polvorines están fuera, en lugares lejanos a la población, pero a veces hacen sus talleres en sus casas o en donde venden y ahí está el peligro”.

PERMISOS PARA REGULAR

Detalló que para la elaboración de estos artefactos los interesados deben de solicitar permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con un costo alrededor de 35 mil pesos, pues además de presentar papeles básicos como identificación oficial, acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio, solicitudes de permiso, entre otros, también deben presentar un plan de contingencia con medidas de seguridad y especificación de material que se trabaja, misma que es expedida por la Presidencia Municipal; agregó que el permiso otorgado por la Sedena se renueva anualmente y ronda los 2 mil 309 pesos.

Además, dijo que la 25 Zona Militar, también expiden permisos ordinarios trimestrales para la compra, almacenamiento y consumo de sustancias químicas y artificios pirotécnicos, a las empresas autorizadas por la Secretaría Federal, en donde se especifica la utilización en la fabricación de estos artículos, así como la cantidad mensual de compra, sin embargo, desconoce el costo del mismo.


Asimismo, comentó que se debe de contar con una autorización para transportar la mercancía, en donde algunas de las especificaciones son: contar con el certificado del permiso otorgado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, tarjeta de circulación, vehículos del año 2012 en adelante, sistema de localización vía satélite, entre otros. El costo es de 16 mil 191 pesosEn este sentido, dijo que las principales zonas donde las comercializan son estados como Michoacán, Baja California, Campeche, Tabasco y Quintana Roo.

“Cuando descargan, tienen que dar aviso a la zona y en el estado donde lleguen también les hacen una revisión y en el momento de la quema cuentan cuantos y qué tipo de pirotecnia se va a quemar y cuidado si llevan de más porque ahí viene la sanción o multa”.

Por último, reiteró que en la zona son muchos los locales que no poseen permisos vigentes, por lo que ponen en riesgo la integridad de las personas, por lo que temió una posible explosión si no se regulan estos predios.

El Sol de Puebla