Clima:

lunes, 20 de junio de 2022

Pesadillas al dormir, esto dice la ciencia sobre sus causas





El Sol de Puebla.

Uno de los aspectos al dormir es el tener sueños, los cuales en ocasiones pueden llegar en forma de pesadillas, esos momentos en donde las personas observan imágenes aterradoras o que les causan miedo y que pueden despertar de manera repentina a quien los tiene.


El estudio de los sueños es bastante complejo por lo que siempre se busca su significado, las razones por las que suceden y por qué en momentos pueden convertirse en las pesadillas.




Los sueños pueden definirse como historias e imágenes que se generan en la mente mientras se duerme y se cree que las personas llegan a tener entre 3 y 6 veces por noche. Además, su duración puede estar ente los cinco a 20 minutos.



¿QUÉ DICE LA CIENCIA SOBRE LAS PESADILLAS?

En una publicación realizada por la Universidad de Harvard, señala que los sueños se entienden como episodios autobiográficos recientes que se entrelazan con recuerdos pasados, pero en el caso de las pesadillas solo son sueños que provocan una fuerte y desagradable respuesta emocional.

A menudo se suelen confundir con los terrores nocturnos, que es algo que suelen experimentar más los niños y que suelen ser más dramáticos a una pesadilla. Los terrores nocturnos son reacciones repentinas de miedo que ocurren durante las transiciones en las fases del sueño.

Mientras que, las pesadillas ocurren en el periodo cuando los intervalos de sueño REM (rapid eue movements o movimientos oculares rápidos) se alargan, principalmente a la mitad del sueño. Ya que los sueños comienzan en la cúspide del sueño y la vigilia, es cuando la memoria activa las imágenes vividas, en este caso las aterradoras.

Son varias las razones por las que se ha identificado que aparecen las pesadillas entre ellas la ansiedad, el estrés, trastornos de salud mental, efecto de medicamentos, por sueños irregulares y por estrés postraumático.

Es en este último caso donde las pesadillas son más comunes, de hecho, la presencia de estos sueños malos suelen ser un diagnóstico de estrés postraumático y suelen contar con elementos similares al trauma.

“Las pesadillas postraumáticas probablemente no sean completamente diferentes de los flashbacks diurnos y la ansiedad diurna general que tienen quienes experimentan las pesadillas”, explicó la doctora Deirdre Barrett, profesora clínica asistente de psicología de HMS en Cambridge Health Alliance.
SE PUEDEN COMBATIR LAS PESADILLAS


Muchos científicos concluyen que es imposible eliminar por completo las pesadillas por las múltiples causas que pueden tener, pero existen herramientas para combatirlas.

Como primer paso se debe identificar el motivo por las que se generan en el paciente. Si se trata del estrés existen formas de manejar los elementos estresantes como la terapia psicológica. En caso de que sean una consecuencia de algún medicamento solo se debe modificar la dosis o administrar uno diferente.

Algunos más señalan que la solución podría estar en la postura al dormir. De acuerdo con el doctor Calvin Kai-Ching Yu de la Universidad Yan de Hong Kong, el tener diversas posiciones al dormir crea presiones en diferentes partes del cuerpo y esto puede afectar los elementos de los sueños.

También, existen medicamentos como el prazosin, utilizado para el tratamiento de la hipertensión y que en un estudio publicado por el “American Journal of Psychiatry” se encontró que redujo el nivel de neuroquímicos en las vías que sobrestimulan el estrés postraumático y con ello puede detener las pesadillas.